Radar

A preparar desde ya sus votos para junio

En la agenda pública del 2015 que inicia destaca sin duda la jornada electoral que cambió del tradicional primer domingo de julio al primero de junio, exactamente en cinco meses con un día.

La cita que todos tenemos en las urnas reviste hoy una crucial importancia para nuestro futuro como comunidad por el momento crítico que vivimos como país, luego de la crisis que se agudizó en el último trimestre del 2014 por el caso de los normalistas de Ayotzinapa que reveló los altos niveles de descomposición social no sólo en Guerrero sino en muchas zonas de México por el flagelo del narco; por la desconfianza y crispación de la ciudadanía ante la clase política y gubernamental por los episodios como el de la Casa Blanca de la primera dama que han regresado a los discursos oficiales la urgencia de combatir la corrupción y la impunidad; y por las muy preocupantes expectativas económicas para el 2015 por el desplome en los precios del petróleo y la paridad del peso frente al dólar, que obligan a un manejo económico eficaz y transparente.

Participar de manera activa en los procesos de selección de los que aspiran a administrar la cosa pública, es pues, una de las formas en la que se puede contribuir como ciudadanía en este triple desafío que tenemos como nación.

En los comicios de junio se votará en todo el país por diputados federales para renovar las 500 curules de la Cámara baja y en 17 entidades se renovarán autoridades y diputados locales, en 9 de ellas (Sonora, Nuevo León, Baja California Sur, San Luis Potosí, Querétaro, Michoacán, Colima, Guerrero y Campeche) se elegirá gobernador.

En Jalisco, en esta elección que estrena autoridades electorales, las candidaturas independientes y la posibilidad de reelegir en tres años a los ganadores, así como la paridad de candidaturas para mujeres, estarán en juego las 125 alcaldías y la renovación de las 40 curules del Congreso local.

Para llegar con elementos claros de decisión a las urnas habrá que empezar a seguir y revisar desde ya las trayectorias y habilidades de los que se registraron en sus respectivos partidos políticos como precandidatos o se inscribieron como candidatos independientes ante el órgano electoral. Para ello habrá que investigar quiénes son los interesados en convertirse en su diputado federal, local y alcalde, así como los suplentes y los regidores que proponen. Importante también será registrar los métodos con los que fueron elegidos al interior de sus partidos y los mecanismos aplicados para librarse de las presiones de la delincuencia organizada.

Aunque la contienda constitucional inicia en abril, se pueden analizar desde ya los logros, yerros y promesas incumplidas de aquellos políticos que ya cumplieron alguna responsabilidad pública, y cerrar el paso a aquellos que hayan estado del lado de la impunidad a las corruptelas y en contra de la rendición de cuentas.

Sólo de esa forma podremos hacer del voto un instrumento útil para rechazar el autoritarismo y optar por la cultura de la legalidad.

 

twitter: @jbarrera4   

jaime.barrera@milenio.com