Radar

Ni perversidad, ni intereses aviesos Ricardo

Del carácter impetuoso que domina la personalidad de Ricardo Gutiérrez Padilla di cuenta aquí desde su primera presentación en la Junta de Coordinación Metropolitana (JCM), luego de su llegada como director del Instituto Metropolitano de Planeación (Imeplan), una de las primeras concesiones del gobierno estatal de Jorge Aristóteles Sandoval al Alcalde Enrique Alfaro, luego del arrollador triunfo del partido Movimiento Ciudadano en las elecciones intermedias de 2015. Poco importó que ese relevo golpeara la consolidación institucional del naciente órgano técnico que, en teoría, encabezaría cuatro años Alberto Orozco, quien tuvo que renunciar involuntariamente en cumplimiento de acuerdos políticos, que sin duda vulneraron la independencia del Instituto.

“Cimbra Ricardo el Imeplan” titulé el Radar del jueves 19 de noviembre en el que consigné la agenda que impuso, muy a su estilo, el también ex coordinador de la campaña electoral alfarista, y que puso nerviosos a los alcaldes presentes. Marcos Godínez salió incluso diciendo que analizarían la permanencia de El Salto en la JCM.

Esa particular forma de ser le afloró nuevamente al titular del Imeplan, quien embistió contra MILENIO JALISCO  por el trabajo periodístico de revisión crítica que hemos publicado del Plan de Ordenamiento Territorial Metropolitano (POTmet), luego de su presentación el lunes de la semana pasada en el Teatro Degollado.

La primera descalificación vino la semana pasada, luego que mi compañero Agustín del Castillo, (quien también responde en esta edición a los señalamientos de Ricardo) publicó que el POTmet omitía definir las zonas con o sin problemas de agua y que tampoco incluía ni solventaba las 22 observaciones que los hizo la Secretaría del Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet) para armonizar la áreas protegidas estatales con las reservas municipales. En una carta que me envió, y que circuló también en redes bajo el título “Imeplan aclara fallas de @Mlenio Jalisco en nota periodística sobre el #POTmet”, que según él, “carece de los más elementales criterios de objetividad, actualidad, precisión informativa, equilibrio de fuentes, posiciones e interpretaciones, sobre un documento de referencia que fue debidamente respondido a la SEMADET”.

Ayer Gutiérrez Padilla volvió a la carga, con un boletín que, supongo, fue en respuesta al planteamiento que hice ayer aquí en el sentido de que sería conveniente para todos que la Secretaría General de Gobierno no publique el POTmet, hasta revisar las inconsistencias que a la vista de muchos expertos presenta este documento clave para lograr el crecimiento ordenado de la Metrópoli. El comunicado abre con la afirmación de que el POTmet es sólido y que en breve se publicará. Y califica otra de las notas que hemos publicado sobre el tema como “un acto doloso, perverso y de extrema pobreza periodística”, y cierra: “Desconocemos los intereses que pueden estar detrás del propósito de MILENIO JALISCO por desacreditar el POTmet”. Mañana más del tema. Sólo una pregunta final: ¿Qué dicen en el Consejo Ciudadano Metropolitano?

twitter: @jbarrera4   

jaime.barrera@milenio.com