Radar

La oportunidad "#YoSoy17"

Sin duda el gremio médico mostró músculo el domingo pasado que en solidaridad con los 16 pediatras del IMSS Jalisco acusados de negligencia médica, salieron a marchar en al menos 50 ciudades de más de 20 estados de la República Mexicana.

La influencia de este sector ha quedado clara en distintos momentos de la historia reciente del país y hoy se re-edita con la llegada del tema a la comisión permanente del Congreso de la Unión, cuya comisión de salud encabezan también dos jaliscienses; el panista Isaías Cortés, como presidente, y el priista Leobardo Alcalá, como secretario.

Lo trascendente del momento y de esta crisis es que nos da la oportunidad de revisar y hacer algo para mejorar las condiciones y la calidad del servicio que otorgan los sistemas de salud pública, su relación con la medicina privada y la supervisión de la práctica médica, afectados por los altos niveles de burocracia y corrupción en los que operan.

En este sentido habrá que reconocer la tenacidad de Sergio Valente Gallardo, quien en 2010 presentó y dio seguimiento a esta denuncia, al considerar que su hijo de 15 años murió por los descuidos de los galenos, situación que muy pocos derechohabientes inconformes están dispuestos o en condiciones de realizar.

Abogado de profesión, el señor Gallardo  acudió a Ley de Amparo, luego de que un Juez de distrito, primero, y un Tribunal Unitario, en segunda instancia, negaron las órdenes de aprehensión que solicitó el Ministerio Público Federal en contra de los médicos. En este tercer intento, llegó al Quinto Tribunal Unitario, donde se hizo un estudio excepcional del caso, y con el criterio del interés superior del derecho a la salud del menor, otorgó en un acto inédito las órdenes de arresto. Situación a la que nunca se llegó, por ejemplo, en las Comisiones de arbitraje médico en el país.

Desde luego que es momento de escuchar los argumentos y la postura de muchos médicos ejemplares que están en todo su derecho de alzar la voz y plantear las carencias de las distintas instituciones de salud en las que laboran, así como sus propuestas de despenalizar la práctica médica, sustituyendo el término de negligencia por el de la mala práctica, para evitar su judicialización.

Vendrá bien discutir este y otros planteamientos que expuso la comunidad médica el domingo en el Congreso de la Unión, sin perder de vista que lo primero debe ser el derechohabiente y cerrando el paso a cualquier intento de instituir esquemas de impunidad, que con los que tenemos y no podemos erradicar, bastan y sobran.

Toca además a los médicos cuidar que su movimiento no se partidice como pasó al movimiento de jóvenes que hicieron famoso el hashtag #YoSoy132.

jaime.barrera@milenio.com

http://twitter.com/jbarrera4