Radar

“La mona de los cerillos” y la corrupción

La mona de los cerillos es como la vox pópuli bautizó a la Venus de Milo, la escultura clásica que no tiene brazos y que representa a Afrodita, la diosa griega del amor y la belleza, que aparecía en la caja de una famosa marca de cerillos.

A esa figura se refirió ayer el fiscal central, Rafael Castellanos, en MILENIO RADIO para reconocer las férreas defensas legales que están desplegando los ex funcionarios del gobierno de Emilio González Márquez a los que acusan de corrupción.

Ojalá se trate de una estrategia discursiva conservadora y no el reflejo de una preocupación por un escenario en que la lucha contra la impunidad quede sólo en intento, por las derrotas legales que pudieran sobrevenir en los juzgados.

Un primer revés podría darse incluso con el ex tesorero del IPROVIPE (Inmobiliaria y Promotora de Vivienda de Interés Público), Roberto Valle Pinzón, detenido el martes y quien podría salir bajo fianza, según trascendió en el juzgado en el que analizan el expediente, donde empiezan a concluir que el desvío del que se le acusa no constituye un delito grave.

-¿Cumplimentada ya una orden de aprehensión en el caso del IPROVIPE, podemos esperar que los otros casos también empiecen a avanzar?- le pregunté ayer al fiscal central.

“Ya también la que se refiere a CAPECE (Comité Administrador del Programa Estatal de Construcción de Escuela), está consignada en el Juzgado primero, ya tiene mes y medio, ya están compareciendo quienes les resultaron órdenes de aprehensión y que se presentaron amparados, y bueno pues en esto cada quien hace su parte, nosotros hacemos lo que nos toca, pero pues los de enfrente también tienen manos, no es la mona de los cerillos”

-¿Se están defendiendo con todo?-.

“Yo creo que es una condición humana, y es lo mínimo que puede hacer uno, digo, hay diferentes roles en la vida y uno como ser humano va eligiendo las conductas a seguir, y yo me defendería, o en su momento me defenderé. Por eso soy muy cuidadoso en cumplir la ley. Y el asunto no es ver para atrás sino buscar ver para adelante”

-Pero sería un grave revés que soltaran al primero que detienen- le comenté.

“Claro. Como cada que sueltan a alguien, cuando nosotros integramos una buena averiguación, y que sentimos que está debidamente sustentada, pero en el criterio del juez no es así, y bueno a veces se gana y otras veces perdemos (…) para mí es un delito que no debe alcanzar fianza por la cuantía, y que debe quedar sujeto al proceso, pero insisto que dependerá del juez, quien tendrá que determinarlo”.

Es claro que al fiscal central no le causó mucho optimismo el primer pase completo que logró la dupla del contralor Juan José Bañuelos y su jefe el fiscal general, Luis Carlos Nájera y que consideré ayer una buena noticia.

Más bien asoma un pesimismo que amenaza con querer combatir la corrupción con puras monas de los cerillos.

http://twitter.com/jbarrera4