Radar

La huella de los 228 mdp diarios para Jalisco

Esa es la cifra del gasto estatal si dividimos por los 365 días del año los poco más de 83 mil millones de pesos que aprobaron el fin de semana los diputados del Congreso local.

Si esa cantidad la dividimos entre los alrededor de siete millones de jaliscienses, nos tocarían 32 pesos diarios, es decir casi mil pesos mensuales.

Para los economistas, se trata de un presupuesto limitado y pobre, que no corresponde al tamaño de la economía jalisciense.

Desde esa perspectiva, cuestionan también que se hayan privilegiado programas de política social y suprimido políticas públicas para incentivar la generación de empleos.

Ese fue uno de los argumentos centrales que esgrimió el diputado panista y empresario Guillermo Martínez Mora, para votar junto con otros cuatro panistas en contra de la aprobación del gasto estatal.

Pero se gobierna con el presupuesto y la primera apuesta del gobierno priista que encabeza Jorge Aristóteles Sandoval (que pasó casi intacta la aduana del congreso donde se reasignó apenas el 0.5 por ciento) apuesta por la movilidad, por la seguridad pública, y por los programas de carácter social.

En ese sentido el reto será que la estrategia de apoyo a los grupos vulnerables, a jóvenes y a niños, supere el simple asistencialismo que está demostrado no ha servido para erradicar la pobreza creciente en Jalisco.

Lo que definitivamente sí queda a deber el primer presupuesto diseñado por un gobierno priista, tras 18 años de gobiernos panistas, es el tema de la austeridad.

Muy poco se avanzó en el tema de disminuir la nómina de una estructura burocrática a todas luces obesa y que devora gran parte del presupuesto público. Los más de 77 mil millones de pesos que se van en el gasto corriente, dejan muy poco para infraestructura e inversión productiva. Si por una lado se disminuyeron 700 plazas, por el otro aumentaron al menos 40 plazas de altos sueldos que pulverizaron el eventual ahorro. En general el costo de la nómina crece un siete por ciento muy por arriba de la inflación. Además de que rubros como asesorías, telefonía, congresos, viajes y gastos de representación entre otros también aumentan.

Esta circunstancia obliga al gobierno estatal a cumplir escrupulosamente en materia de transparencia para demostrar que el aumento en estos rubros se justifica y se traduce en beneficios concretos para la población jalisciense. Más aún porque las modificaciones que realizó el nuevo gobierno para diseñar el gasto lo obligaron a aumentar las partidas de ampliación automática.

Vale la pena destacar también los 700 millones de pesos que destinaron a pagar las cuentas por pagar que les dejó el gobierno anterior por más de 6 mil millones de pesos y que han bajado ya a 3 mil 520 millones de pesos.

Queda además la promesa de evaluar de mejor forma el ejercicio presupuestal al descontinuar los Programas Operativos Anuales por la Evaluación por Matrices de Resultados.  Veremos.

http://twitter.com/jbarrera4