Radar

312 horas para salvar el Imeplan

Así es @jbarrera4 #Imeplan es un niño que nació muerto, primero @aorozcochoa (Alberto Orozco, director del Instituto Metropolitano de Planeación) nombrado a espaldas de todos y ahora llegan ciudadanos paleros. El diseño institucional de la devastación del territorio de #Jalisco y sus títeres”. Me escribió en las redes Carlos Páez (@AQCarlospaez) a propósito del Radar de ayer en el que advertía del riesgo mortal de que el Imeplan arranque con un consejo ciudadano integrado por incondicionales de los ocho alcaldes de la zona metropolitana (Guadalajara, Zapopan, Tlaquepaque, Tlajomulco, Tonalá, El Salto, Ixtlahuacán de los Membrillos y Juanacatlán).

También en las redes Miguel Ángel (@maru1974) me reprochó: “Sin ser brujos ya se lo habíamos anticipado @jbarrera4. Inocentemente armaron Imeplan hecho para eso y usted lo apoyó. Esto pasa porque los promoventes tienen desconocimiento total de la REALIDAD de planeación.  Ustedes plantearon una utopía que suena en papel como mucho que existe, pensando que iban a quitarles la gallina de los huevos de oro. A la fórmula de los observatorios para callar bocas sólo le falta  prensa complaciente que los aplauda”.

De muchos otros comentarios sobre el Radar de ayer que titulé con la incógnita ¿Consejo Ciudadano a modo para el Imeplan?, por la opacidad en la que transcurrió el proceso para integrar este órgano clave para vigilar el buen desarrollo de esta nueva institución, por cuyo nacimiento pugnaron por años muchos expertos urbanistas y organismos ciudadanos, para buscar mejorar los servicios públicos y ordenar el crecimiento de nuestra metrópoli con el objetivo de elevar la calidad de vida de sus habitantes, les comparto también el de la regidora priista de Zapopan, Laura Haro: “Que se refuerce convocatoria y se amplíe el plazo para que haya más ciudadanos que se registren. El martes a las 10 am los discutimos”.

Pues bien, la buena noticia es que efectivamente ayer los ocho alcaldes que integran la junta de coordinación metropolitana accedieron a la petición del director del Imeplan, Alberto Orozco, de extender hasta el 14 de mayo el plazo para el registro de los ciudadanos interesados en integrar el consejo ciudadano, que inicialmente vencía este viernes 2 de mayo.

Ayer cuestioné aquí que si la discrecionalidad con la que los alcaldes manejaron las convocatorias y el hecho de no haber establecido criterios claros para la selección transparente de los que serán los consejeros, era para evitar un consejo ciudadano con peso e influencia, y asegurarse uno de condicionales, lo que mataría la credibilidad del Imeplan. La aceptación de los alcaldes de ampliar el plazo abre nuevamente al menos el beneficio de la duda.

Todos tenemos 312 horas para salvar al Imeplan y constituir un consejo ciudadano sólido, cuyos integrantes tengan alta capacidad técnica y fama pública intachable, que sean la palanca para implementar políticas metropolitanas que no fracasen por los apetitos de poder de los alcaldes.

twitter: @jbarrera4   

jaime.barrera@milenio.com