Radar

La hora de los choferes

Por los más de mil decesos que se registraron en la Zona Metropolitana de Guadalajara en accidentes que involucraban a unidades del transporte público en las últimas dos décadas, ese mismo tiempo nos la pasamos satanizando a los choferes sin tomar en cuenta las condiciones de explotación laboral en las que operaban.

Muy pocos empresarios del transporte cumplían con dar garantías de trabajo a sus empleados, y los sindicatos nunca vieron por sus agremiados, simple y sencillamente porque sus dirigentes obreros eran a la vez propietarios de muchos de los camiones que el viejo sistema priista les daba como recompensa por los votos obreros que les generaban.

En los 18 años de panismo, de 1995 al 2013, los gobernantes albiazules nada hicieron para desmantelar esta madeja de intereses creados por sus antecesores, y más bien muchos de sus más distinguidos cuadros imitaron a los priistas y también traficaron con permisos para entrarle al jugoso negocio del transporte.

De los tiempos del PRI, está el fundador del Sindicato Único de Trabajadores Automovilistas de Jalisco, el famoso SUTAJ, Heliodoro Hernández Loza, de donde se hizo del control por años de la CTM en Jalisco, principal central obrera priista. Está también el caso de Clodomiro Martínez, empresario del transporte y fundador de la poderosa Alianza de Camioneros, que no tenía supervisión laboral alguna.

En el panismo, sólo por citar un ejemplo, quedaron registradas las acusaciones de Óscar García Manzano, funcionario de gobiernos del PAN, de que el ex alcalde tapatío y ex gobernador panista, Francisco Ramírez Acuña, también se hizo de unidades cuando en tiempos de su antecesor, el primer gobernador blanquiazul en Jalisco, Alberto Cárdenas, lo colocó como responsable del Sistecozome.

Habrá que ver si efectivamente se detectan más nombres de políticos ahora que se elabore el registro único de propietarios al que obliga la nueva Ley de Movilidad, y que han prometido levantar en este mes que inicia.

Los choferes eran víctimas también del modelo caduco de transporte hombre-camión que los obligaba a cumplir largas jornadas de trabajo en las que la lógica era disputar a los pasajeros para complementar sueldos por lo general bajos y que los exponían a una alta probabilidad de siniestros.

Por eso es relevante que hoy entren en vigor los nuevos contratos colectivos a los que se comprometieron los empresarios del transporte, y que a decir del secretario del Trabajo, Eduardo Almaguer, se cumplirán para un 90 por ciento de los 10 mil trabajadores del volante.

La otra buena noticia de que hoy se decreten mejoras laborales a los choferes, condición indispensable para lograr la meta de modernizar nuestro transporte público, es que el gobierno estatal mantiene este tema en el centro de su agenda pública, y acompañado de un nueva policía especializada para supervisar los camiones, llegue por fin la hora de ver por los operadores.

http://twitter.com/jbarrera4