Radar

Una glosa con consecuencias

Por tercer año consecutivo y ayer, aún con la ausencia por convalecencia del gobernador Jorge Aristóteles Sandoval, quien encabezó las dos ediciones anteriores, se realizó la llamada Glosa Ciudadana, que más bien es una glosa de expertos que revisan y cuestionan en un diálogo abierto, el trabajo de los miembros del gabinete estatal y lo que reportan en su informe anual, y que atestiguan liderazgos de los distintos sectores de la sociedad jalisciense.

Por donde se le vea, es una buena noticia que este ejercicio de rendición de cuentas, impulsado y diseñado desde la subsecretaría de Planeación, que encabeza David Gómez Álvarez, se mantenga pese a las resistencias de algunos miembros del gabinete a exponerse a la crítica directa. Se agradece, por ello, también la final disposición de funcionarias y funcionarios para enfrentar y responder de forma abierta a las observaciones de académicos y especialistas locales y nacionales,y a los extranjeros que fueron la novedad en el formato de ayer, que se extendió por más de cinco horas, casi el doble de las dos primeras versiones. Aunque algunos, los menos, evadieron preguntas, la mayoría salió bien librado del encuentro, al defender logros y aceptar rezagos.

Otro beneficio de este espacio de diálogo entre expertos y los titulares de las secretarías del gobierno estatal, que es transmitido por el canal estatal en televisión abierta, es que acerca los asuntos públicos al ciudadano, lo que puede contribuir a romper la apatía para seguir el trabajo de los que deciden temas que incumben a toda la comunidad. Seguramente los ratings serán mínimos, por la poca costumbre, interés y desconfianza (más que bien ganada) a los temas de política y gobierno, pero mejor empezar hoy que nunca.

Además de inédita y plural, esta práctica es valiosa también porque no solo ha tenido secuencia, sino también consecuencias. Tal vez magras, pero habrá que encargarnos de que este espacio se quede y se pueda seguir exigiendo resultados de forma directa a la clase política y gubernamental. En la primera glosa, se criticó la poca inversión en cultura y el gobernador prometió que en los próximos presupuestos se destinaría el 1 por ciento, ayer se informó que ese compromiso estaba cumplido. También se criticó hace dos años el rezago en la aplicación de las reformas al sistema de justicia y ayer se informó de importantes avances. Pero también sirvió para comprobar incumplimientos en la prometida transversalidad en materia ambiental y en el rezago de la fiscalización y combate a la corrupción y la impunidad, que sigue tan estancada como hace dos años.

Esta glosa de expertos, lejos de desplazar la glosa que a partir de hoy harán los diputados, la puede enriquecer y dinamizar. Ojalá los diputados se preparen y cuestionen igual que los expertos a los funcionarios y despierten el interés de los ciudadanos, que son sus representados, en estas sesiones. Pero sobre todo que también provoquen más y más grandes consecuencias. Esa es su obligación.

twitter: @jbarrera4
jaime.barrera@milenio.com