Radar

Un foro para no "Ayotzinaparnos"

Retomo el término acuñado la semana pasada por el Gobernador Jorge Aristóteles Sandoval en la Conferencia Anual de Municipios que se realizó aquí el viernes pasado, para referirme al tercer diálogo público al que convocan hoy las organizaciones de la sociedad civil agrupadas en la plataforma social Tómala, y que tiene como tema central la crisis de fiscalización que padecemos en Jalisco y que tiene ya a la corrupción como la segunda preocupación de los jaliscienses.

Llamaba el gobernador a los casi dos mil 500 alcaldes, regidores y síndicos a no “Ayotzinaparse” cuidando no caer en los excesos y complicidades de José Luis Abarca, ex presidente municipal de Iguala, Guerrero, ahora preso, al que llamó “alcalde criminal”, para advertir cómo los descuidos de los gobernantes llevan a la descomposición y al hartazgo social.

El mandatario hizo énfasis en los esfuerzos realizados para la depuración policial y el apoyo que dará el gobierno estatal a los alcaldes de Jalisco para evitar que cedan a las presiones del crimen organizado, e incluso en la designación de candidatos en el próximo proceso electoral.

Está muy bien la advertencia y más si se refleja con consistencia ese discurso en las acciones. Pero sin duda, lo que también debe combatirse de manera urgente en Jalisco es la impunidad a una corrupción galopante justamente para no “Ayotzinaparnos”. Porque es claro que también fue causa de la pudrición del estado y de las instituciones en Guerrero, Michoacán y Tamaulipas todos los excesos de la clase política y gubernamental en esas entidades.

Además de tener Fiscalías que castiguen la corrupción, otro factor fundamental  para evitar los abusos y tropelías de los funcionarios públicos es contar con un sistema funcional de fiscalización y rendición de cuentas y ese es precisamente el tema que se discutirá esta noche en el auditorio de la Casa Iteso Clavijero.

“Hay muchos impuestos y muy pocas cuentas claras”, es el título del diálogo que muy acertadamente eligieron los integrantes del Congreso Ciudadano y del Observatorio Legislativo ITESO, para aterrizar este asunto clave en el que la ciudadanía debe estar atenta para lograr tener  mejores gobiernos y ejercicios más eficaces y honestos de los presupuestos públicos.

Ambas agrupaciones ciudadanas, a las que agradezco la distinción de invitarme como moderador del debate,  fueron las que diseñaron la primera iniciativa de ley para una nueva fiscalización en Jalisco, que los diputados siguen deteniendo en el Congreso, lo que ayuda poco a no “Ayotzinaparnos”.

Al diálogo que inicia a las 19:00 horas fue invitado el principal involucrado en el tema, el titular de la Auditoría Superior del Estado, Alonso Godoy Pelayo, cuyo trabajo y permanencia he cuestionado aquí en repetidas ocasiones por las complicidades probadas con corruptelas del propio Congreso y por tener la fiscalización en coma por su falta de credibilidad. Allí tendría un foro privilegiado para que todos escuchemos su versión y demuestre que está del lado de los ciudadanos, como debe estar todo fiscalizador. Ojalá acuda.

 

twitter: @jbarrera4   

jaime.barrera@milenio.com