Radar

El factor CA en la fórmula Godoy

Señalé ayer aquí que el caso del titular de la Auditoría Superior del Estado de Jalisco, Alonso Godoy Pelayo encaja perfecto en la fórmula con la que los expertos definen la corrupción, y a la que yo simplemente añadí el factor de la impunidad.

La ecuación era la siguiente: C=MP+D-RC+I. Donde C representa corrupción; MP monopolio del poder; D discrecionalidad; RC rendición de cuentas; e I impunidad.

Así, planteaba ayer, que la corrupción era resultado del grado de monopolio de poder (+) el nivel de discrecionalidad (-) la dosis de rendición de cuentas (+) el grado de impunidad.

Y concluía:

“Si Godoy tiene un monopolio de poder absoluto, discrecionalidad total, cero rendición de cuentas e impunidad completa, está claro por donde se debe empezar a cumplir el Plan Estatal de Desarrollo”, partiendo del planteamiento que hizo el gobernador Jorge Aristóteles Sandoval, de que el PED reflejaba la voluntad ciudadana y de que una encuesta de percepción ciudadana incluida en ese documento señala que los jaliscienses ven en la corrupción el principal cáncer de su estado y 52 por ciento afirma no confiar en el manejo de los recursos públicos de la clase política y gubernamental.

A partir de la petición que hicieron ayer un grupo de ciudadanos y organizaciones de la sociedad de civil a los diputados de la comisión de vigilancia del Congreso local, de que cumplan su obligación de auditar a la ASEJ, podemos incorporar el factor CA (Ciudadanía Activa) en la fórmula Godoy.

Porque sin duda la exigencia y la movilización ciudadana contribuiría a romper el monopolio del poder, en este caso que ejerce el titular de la ASEJ, le restaría discrecionalidad al obligar a los diputados a que lo llamen a rendir cuentas, lo que a su vez sacaría el caso de la impunidad.

Lo he dicho aquí en repetidas ocasiones y hoy lo hago de nuevo: lejos de ser el garante de la fiscalización en Jalisco, Godoy Pelayo está convertido en el más celoso guardián de la trama corrupta que envuelve a nuestra clase política y gubernamental.

Eso ha provocado una gran brecha entre gobernantes y gobernados por la falta de confianza, numerosos casos de corrupción impune y municipios cuyas burocracias se comen presupuestos completos y dejan ciudades inoperantes, sucias e inseguras.

El factor CA debe proponerse lograr que los diputados esta vez sí atiendan las peticiones de los ciudadanos a los que dicen representar y de una vez por todas rompan con la sumisión al auditor.

Es la oportunidad del diputado priista Juan Manuel Alatorre, presidente de la Comisión de Vigilancia de no pasar a la historia como el escudero de Godoy, y de librar incluso delitos por no cumplir la Ley.

El resto de los diputados tienen en esta petición ciudadana también la oportunidad de cumplir aquel acuerdo de noviembre de 2012, en el que por escrito y en forma unánime pidieron la salida de Godoy por su papel cómplice y por afectar la imagen del Congreso, y la fiscalización en Jalisco.

http://twitter.com/jbarrera4