Radar

Se expande el “Villanueva moment”

En agosto pasado que por el buen manejo de las finanzas públicas, el gobierno de Jalisco recuperó de las tres principales consultoras internacionales una alta calificación crediticia, escribí aquí que se trataba de la hora de Ricardo Villanueva, ya que tocaba reconocer el buen trabajo de este treintañero que hasta ayer fungió como titular de la Secretaría de Planeación, Administración y Finanzas, dependencia creada en este sexenio, con la fusión de estas tres carteras que operaban  independientes en la Administración que cerró aquí la primera era panista.

El haber logrado devolver en un tiempo récord de 17 meses el prestigio ante los acreedores, que se perdió por el incumplimiento del gobierno de Emilio González Márquez en 2012 del pago de un crédito quirografario por mil 400 millones de pesos, contratado con toda opacidad, para tapar el boquete presupuestal que dejaron los malos manejos de los Juegos Panamericanos, puso a Villanueva en la posición de salida de la carrera por la candidatura priista a la alcaldía de Guadalajara, sin duda el principal espacio de poder en juego en Jalisco en 2015, y en el que ya estaban más que instalados otros suspirantes tricolores.

Ya instalado en la competencia, Villanueva empezó a avanzar con rapidez, ya que además de la exitosa estrategia de aumentar la recaudación sin nuevos impuestos y bajar el gasto corriente para ordenar las arcas estatales,  logró que Jalisco se colocara como el estado número uno del país en transparencia presupuestal según observadores no gubernamentales.

En la consolidación de su paso, jugó decisivamente que actores claves del gobierno del estado inclinaran finalmente la balanza a su favor y prueba de ello fue la entrega del programa público de movilidad no motorizada denominado Mi Bici, que el sentido común dejaría en manos del secretario del ramo, Mauricio Gudiño.

Con lo ocurrido ayer, parece que estamos ante  la transición al “Villanueva moment” que podría impulsarlo hasta lograr la meta que se propuso calladamente en el trienio pasado que fungió como uno de los más cercanos colaboradores del entonces alcalde Aristóteles Sandoval y más adelante como uno de los estrategas de su triunfante campaña a gobernador, y que reconoció ayer implícitamente al dejar la Sepaf y explícitamente al aceptar que buscará la candidatura del PRI a la capital jalisciense.

Aunque ayer, en su primera entrevista que tuvo como virtual  precandidato priista a Guadalajara, me dijo en MILENIO RADIO que sus correligionarios que aspiran aún a esa misma posición no pueden ser descartados; la tarea que inmediatamente le asignó el PRI estatal y su dirigente Hugo Contreras, de levantar una consulta pública para diseñar la plataforma política de ese partido para el 2015, es prácticamente el banderazo de llegada a su meta de la candidatura.

jaime.barrera@milenio.com

http://twitter.com/jbarrera4