Radar

¿Cuánto durará el silencio de Rodolfo Ocampo?

El ex diputado federal panista, precandidato a la alcaldía de Guadalajara y ex director del Sistema Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado (SIAPA), Rodolfo Ocampo Velázquez, cumplirá en pocos días cinco meses preso en Puente Grande, acusado de peculado en contra del organismo operador del agua que le dieron como premio por haber apoyado la candidatura de Emilio González Márquez en el 2006.

Fue cuando traicionó a su mentor político Fernando Garza, para apoyar a Emilio con la promesa de que lo harían nuevamente diputado, sin embargo al no poderle cumplir, lo colocaron como titular del SIAPA, sin saber nada de temas del agua, con nula experiencia administrativa y con la condición que cediera los principales cargos a miembros del equipo político del entonces dirigente estatal del PAN, Eduardo Rosales, y del propio Emilio.

Ocampo fue detenido el viernes 7 de junio pasado, acusado de jugar en la bolsa dinero que tomó del crédito de mil 100 millones de pesos que otorgó al SIAPA el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) a través de Banobras, para dotar de agua potable a colonias marginadas de la zona metropolitana en el 2009.

En ese expediente aparece también el pago fraudulento a la empresa “Análisis Administrativo Scan S.C.” por casi 5.7 millones de pesos por “socializar” entre la población las obras que realizarían para llevar agua a 230 colonias entre los años 2007 y 2009, ya que nunca se encontraron los contratos suscritos ni los documentos que amparen los trabajos efectuados.

En el registro público de la propiedad aparecen como dueños de esta empresa María de Jesús Pichardo Esparza y Gilberto López Mercado, quienes la habrían constituido el 29 de junio de 2007, y hasta ahora no se conocen sus oficinas ya que nunca se les ha localizado en los domicilios que ofrecen. Esa misma empresa fue contratada un año después, en el 2009, por el Congreso, en la Legislatura LVIII para impartir cursos que nunca se dieron al personal. La contratación estuvo a cargo del entonces secretario general del Poder Legislativo, Alfredo Argüelles.

Luego de su detención, influyentes panistas se acercaron a Ocampo e incluso pasaron la charola para la contratación de abogados que buscaran su libertad. Ahí le aconsejaron evitar declarar con la promesa de que saldría a más tardar en noviembre.

A una semana de que ese plazo se cumpla, su caso está lejos de resolverse en ese sentido e incluso podrían aparecer nuevas acusaciones en su contra.

Una, que tendrá que ver con el desvío de fondos del crédito BID para el gasto corriente del SIAPA. En este caso se estaría documentando toda una serie de contrataciones de personal eventual cuya actividad nunca quedó clara. La otra sería con todo lo que tiene que ver con la contratación de empresas y pago de obras fantasmas.

Por eso es muy probable que el silencio de Ocampo tenga los días contados y el reparto de culpas empiece. Mañana más del tema.

http://twitter.com/jbarrera4