Radar

¿Qué se dirá del tema corrupción en el 2º informe?

Concluí en el Radar de ayer que en Jalisco hay mucha tarea por hacer para contribuir a enfrentar el reto que tenemos como país de combatir la corrupción y la impunidad, flagelos que han puesto en jaque el futuro de México y que están hoy en el centro del debate nacional.

El hartazgo social que han provocado casos donde la corrupción ha carcomido hasta la descomposición a los gobiernos, ha provocado incluso que la clase política, al menos en el discurso, haya colocado como prioridad en su agenda la discusión de un sistema nacional anticorrupción, e incluso el Presidente Enrique Peña Nieto haya revivido la Secretaría de la Función Pública para que lo “investigaran” como un intento de superar la crisis de confianza que le costó el episodio de la Casa Blanca.

En ese sentido será muy interesante descubrir si el Gobernador Jorge Aristóteles Sandoval hace sintonía y se solidariza o no con este discurso presidencial,  en el mensaje que emitirá el próximo domingo con motivo de su segundo informe en Palacio de Gobierno.

Si decide hacerlo habrá que escuchar con atención sus planteamientos sobre el tema y qué directrices señala a su equipo y a sus gobernados para contribuir al establecimiento de las nuevas instituciones anticorrupción, que están convertidas ya en una demanda generacional urgente. Del tamaño de lo que fue la exigencia ciudadana de democracia y elecciones libres en la segunda mitad del siglo pasado.

Desde luego también habrá que ver lo que responda a los participantes de la glosa ciudadana de hace un año que le expresaron la necesidad de que el gobierno estatal hiciera algo para sacar a Jalisco del rezago en materia de fiscalización en el que se encuentra y que ha sido factor determinante para dejar en la impunidad episodios claros de corrupción. Habrá también que poner atención a lo que los expertos y académicos evalúen el lunes en la segunda glosa ciudadana, de las políticas anticorrupción en el segundo año de gobierno de Jorge Aristóteles Sandoval.

Lo cierto es que no se advierten cambios y prueba de ello es que la corrupción sigue siendo la segunda más grande preocupación de los jaliscienses y nuestra entidad está colocada en el segundo lugar nacional en los índices más recientes del INEGI. Persisten además polígonos de impunidad, donde conviven ley y delito sin que nada pase como en San Juan de Dios, la 5 de Febrero y el barrio de El Santuario.

Sin duda ha faltado una acción más decidida desde el gobierno estatal para empujar cambios con la ayuda de dirigentes partidistas, diputados y funcionarios de los tres niveles de gobierno,  para romper tramas corruptas y abrazar e impulsar iniciativas ciudadanas históricas como la que busca una nueva Ley de Fiscalización, o nuevas reglas para facilitar la participación ciudadana.

Por todo ello, vendría muy bien un buen anuncio del Gobernador que ponga  a Jalisco en un papel protagónico en la lucha anticorrupción.

 

twitter: @jbarrera4   

jaime.barrera@milenio.com