Radar

El campo de Jalisco trae una cumbre mundial

Primero fue la crisis provocada por las víctimas del transporte público y luego la violencia en el Estadio Jalisco, lo que desplazó de las portadas y espacios privilegiados de los medios, lo que tal vez sea uno de los eventos más importantes que tengan lugar en nuestra entidad este año.

Se trata de una especie de cumbre mundial del campo que reunirá en la Expo Guadalajara a mil 800 personas que como autoridades, empresarios o académicos son los que más saben del tema en el planeta.

Vendrán del Banco Mundial, del Fondo Monetario Internacional, de la Organización de las Naciones Unidas para la alimentación (FAO) y de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE).

De México participarán instituciones dedicadas al financiamiento de actividades agropecuarias incluido el director del Banco de México, Agustín Carstens, altos funcionarios de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, de la Secretaría de Agricultura y los secretarios del ramo de las entidades de la república.

Este foro que busca tener repercusión internacional fue iniciativa del gobernador Jorge Aristóteles Sandoval y de su secretario de desarrollo rural, Héctor Padilla, quienes se acercaron hace 8 meses al Banco de México y lograron su respaldo para convocar a los actores mundiales en el tema del campo.

En el llamado Seminario Internacional de Seguridad Alimentaria que arranca hoy, el debate se centrará en la búsqueda de mecanismos que traten de reducir la incertidumbre en el abasto, costos y precios en la producción de alimentos y su comercialización, para mitigar los riesgos de las severas crisis sociales y de pobreza que genera el disparo repentino en los precios de los productos del campo.

Este fenómeno quedó como un asunto estratégico global en la agenda en la última reunión del G-20 y en el Foro de Davos, en donde distintos episodios, dejan claro cómo la ausencia de controles financieros en el campo es uno de los factores que mayor impacto producen en los procesos inflacionarios. Justo por esto, se debe la presencia de Carstens en Jalisco, en donde expondrá las experiencias en México para tratar de contener la inflación por los impactos y efectos de las políticas alimentarias nacionales, desde el Banco de México que dirige.

En Jalisco hemos sido testigos de los efectos de la volatilidad de los precios de los productos del campo, como la crisis del 2009 en el sector porcícola por la aparición de la influenza AH1N1; o en México por el incremento del precio a las tortillas que provocó un traslado súbito de 6 millones de la pobreza moderada a la pobreza extrema; y el más reciente caso de la gripe aviar que provocó la muerte de millones de aves en los Altos de Jalisco que provocó un alza histórica en el precio del huevo.

Ojalá el debate mundial del campo que inicia hoy en la Expo ayude a recuperar el liderazgo nacional de Jalisco en la materia, lo que sin duda impactaría positivamente la economía doméstica.  

http://twitter.com/jbarrera4