Radar

2018: El arranque será a tercios

Definidos los principales contendientes presidenciales, ninguno postulado por un solo partido y hoy que inician las precampañas, queda claro de acuerdo a las últimas encuestas pre electorales que la competencia por Los Pinos arranca prácticamente con las preferencias de los votantes dividida en tres: los que apoyan a Andrés Manuel López Obrador, que se mantiene en el primer lugar; los que irán con Ricardo Anaya, el panista que seguramente será postulado por la alianza PAN-PRD-MC; y los que apoyan al candidato del gobierno priista, José Antonio Meade.

Como se esperaba, las ventajas de hasta 15 puntos de diferencia con las que aparecía AMLO cuando no tenía contendientes definidos, se acortaron considerablemente en cuanto vino el destape del PRI, y el Frente finalmente se concretó la noche del viernes pasado. Según Consulta Mitofsky, AMLO postulado por el partido Morena y el PT, y desde ayer respaldado también por el Partido Encuentro Social, al formalizar la coalición "Juntos Haremos Historia", se mantiene a la cabeza con 23 por ciento de las preferencias, mientras que Anaya, de la Coalición" Por México al Frente", nombre al que muto el Frente Ciudadano por México , aparece en segundo lugar con 20 por ciento; y en tercer lugar Meade, postulado por el PRI y el Partido Verde, con 19.4 por ciento.

Para este reacomodo, fue clave la permanencia mediática y la proyección que logró las últimas cuatro semanas el ex secretario de Hacienda, con el suspenso de su destape, y los posteriores rituales de la línea y la cargada de los sectores priistas, hasta su registro el 3 de diciembre. Una extensa exposición hizo también crecer la figura de Ricardo Anaya, que tras librar las acusaciones de enriquecimiento inexplicable que propalaron desde el gobierno federal, y sacudirse a Margarita Zavala, y a Miguel Ángel Mancera, para quedarse con la postulación de la Coalición PAN-PRD-MC, llega como un muy fuerte competidor por la Presidencia de la República.

La incertidumbre que se abre ahora es si la carrera presidencial cerrará a tercios o en el camino alguno se desploma para que la competencia se decida entre dos fuerzas. El escenario más probable es que López Obrador llegue a la final ya sea disputándole a dos o a uno por la fidelidad de su base de votantes, que se estima ya por arriba del voto duro priista. Habrá que esperar a ver las estrategias y los primeros rounds entre Anaya y Meade para medir mejor sus posibilidades.

Otra incógnita a despejar será cómo pese y juegue el factor de los candidatos independientes como Jaime Rodríguez El Bronco y Margarita Zavala, que seguramente serán quienes lograrán el número de firmas necesarias para aparecer en la boleta presidencial. Los entre 10 y 15 puntos que logren y que al final se decanten por el voto útil por alguno de los dos o tres finalistas podría ser el fiel de la balanza que determine al ganador. Veremos.

jaime.barrera@milenio.com
twitter: @jbarrera4