Radar

Las 3 apuestas sin ganar de Aristóteles

A 53 días de llegar al primer tercio de su gestión, el gobierno de Jorge Aristóteles Sandoval transcurre sin que sus políticas públicas planteadas como prioritarias registren avances contundentes que permeen en la percepción ciudadana de su calidad de vida.

Eso debe obligar a la actual Administración, la del regreso del PRI al poder en Jalisco a mantener como sus principales apuestas en este arranque de año,  los temas de la seguridad y la justicia, el transporte y la protección al medio ambiente, si quiere colaborar en algo con los candidatos de su partido a las alcaldías y a las diputaciones locales y federales, y a su correligionario Enrique Peña Nieto, que atraviesa el peor momento de sus 25 meses de presidente de la República.

Porque finalmente las elecciones intermedias como las que se celebrarán el 7 de junio del año en curso representan en mayor o menor grado, una evaluación de las decisiones, el resultado y el estilo de gobernar de la máxima autoridad en la entidad. Tal vez un poco en eso pensaba el mandatario estatal ayer que en su primera aparición del 2015 en un acto público local, llamó a los integrantes de su gabinete a atender y escuchar las voces de la sociedad civil organizada y articular un gobierno horizontal y de apertura.

Es claro que se gobierna con el presupuesto y el tema de la seguridad a uno de los rubros al que más recursos públicos se le vuelve a destinar en este el segundo presupuesto diseñado por el equipo de Aristóteles Sandoval.

Si en 2014 la prioridad fue completar la Fuerza Única Estatal, que había iniciado operaciones sólo en la zona metropolitana, con la puesta en marcha de la Fuerza Única Regional el reto de este año debe ser su consolidación, más aún cuando el gobierno federal puso a Jalisco, junto con Guerrero, Michoacán y Tamaulipas, como los estados donde se tiene que implementar el mando único estatal con la pretensión de desaparecer las policías municipales.

Si bien se ha avanzado en la disminución en el número de homicidios y hay un estado de relativa calma, los hechos de inseguridad de alto impacto siguen sin erradicarse ni se ha logrado desarticular a los cárteles de la droga que han hecho de Jalisco su base de operaciones. La portación de armas creciente reflejada en el arranque de este 2015 con la muerte del gimnasta y el despliegue impune de bandas que se atreven a ir a arrebatar a las autoridades las pipas de gasolina robada, son sólo botones de muestra de la tarea pendiente.

Desde la Fiscalía se debe empujar también el avance en la reforma de justicia para acabar con los altos índices de impunidad. Sus policías y sus agentes del ministerio público deben de mejorar su trabajo para que los jueces no los culpen de la liberación de los detenidos, y para inhibir la corrupción llevando a la cárcel a los funcionarios ladrones.

Mis apuntes sobre los pendientes del transporte público y de la promesa del gobierno verde en las siguientes entregas.

twitter: @jbarrera4   

jaime.barrera@milenio.com