Radar

La alerta Tepatitlán

Como otro nuevo llamado de atención debemos tomar la lamentable jornada de violencia vivida el martes en Tepatitlán.

Una señal que nos debe servir a todos, autoridades y ciudadanos, de alerta para cerrar filas y no permitir a la delincuencia ganar terreno en Jalisco.

Las imágenes inéditas en nuestro estado de adolescentes tirados al piso al verse sorprendidos por el estallido de granadas y un largo intercambio de ráfagas entre policías y delincuentes a unos metros de su escuela; las de casas semidestruidas por la refriega; y las del profundo dolor de las familias de los policías estatales caídos en el enfrentamiento, no nos pueden pasar desapercibidas sino calar hondo para movernos a la acción. Cada quien desde su trinchera.

El gobierno y la clase política erradicando la impunidad y castigando a los malos funcionarios para dejar claro que se está del lado de la cultura de la legalidad. Tolerar la corrupción estimula y abre espacios a las actividades delictivas. Los retrasos que Jalisco tiene para cumplir con la reforma penal, deben abatirse cuanto antes, por ejemplo.

Las autoridades deben también generar las políticas públicas que den oportunidad a los jóvenes, principal fuente de abastecimiento de sicarios para los cabecillas de las mafias, y apoyar a los cuerpos policiales para dignificar su función y recuperar su prestigio y confianza de la ciudadanía. Ese es el reto de la nueva Fiscalía General del Estado.

En este último aspecto, sin duda fue una buena señal la presencia del gobernador Jorge Aristóteles Sandoval en el homenaje a los policías caídos. Su discurso fue emotivo y solidario con los deudos, de aliento a los policías y a la recién creada Fuerza Única, y de advertencia a la delincuencia.

“Ponemos su digno ejemplo para que nos den fuerzas y para estar cada vez más unidos con la sociedad, y que juntos denunciemos a quienes no entienden que el camino fácil, seguramente los va a tener en la cárcel o los va a llevar a la muerte (…) por eso no va a quedar en vano (sus muertes), ni impune, vamos a ir a fondo a ir a dar con todos y cada uno de los responsables de ésta célula, que tenía amedrentado desde Lagos de Moreno hasta Tepatitlán. Iremos a fondo y demostraremos que somos muchos más los buenos, la gente buena, la gente que trabaja, la gente que con el sudor de su frente consiguen pesos para vivir bien o para que su familia tenga lo más elemental”, dijo.

El llamado a denunciar a la delincuencia, lo hizo también a los tepatitlenses el alcalde Jorge González. Sin duda ese es el aporte mínimo que debemos hacer como ciudadanos. Romper con la apatía y poner a prueba a los cuerpos policiales con denuncias anónimas de quienes no acrediten un modo honesto de vida, pero también la renuncia a la ganancia fácil de ese dinero mal habido que por años ha cooptado y corrompido a muchos que se hacen sus socios y se desgarran las vestiduras cuando el narco muestra sus fauces como ocurrió el martes en Tepatitlán.

http://twitter.com/jbarrera4