Radar

Watson IBM conquista la ciudad del juego

LAS VEGAS: Se trata del mayor orgullo de la IBM, y por lo tanto, lo que más presumieron en su Conferencia Mundial de Demanda (Information On Demand –IOD-2013), un evento gigante que termina esta semana y que convocó a más de 14 mil personas de todo el mundo, que abarrotaron salones y pasillos del Mandalay Bay.

Es la expresión más acabada de la idea que flotó en su más importante reunión anual: la evolución en el manejo y aprovechamiento de la información (Big Data Analytics y Cloud) para pasar de máquinas (hardware) y programas (software) inteligentes, a máquinas que aprendan (Cognitive Computing) y que dialoguen con los humanos para revolucionar sus organizaciones, sus economías, sus comunidades.

El origen de Watson (máquina de inteligencia artificial que responde a preguntas de humanos, bautizada así en honor al fundador de la IBM, Thomas J. Watson) viene de una computadora que ganó al número uno del ajedrez Gari Kasparov en 1997 y su momento cúspide cuando después de muchos años de trabajo científico de esta empresa estadunidense con presencia en Jalisco, en febrero de 2011 participó en Jeopardy!, un programa de concursos de la televisión en EU, donde le ganó a Brad Rutter y a Ken Jennings, los que más habían ganado en tiempo y dinero en la historia de ese espacio de competencia de conocimiento. Según los relatos periodísticos, para ganar, Watson revisó 200 millones de páginas de diversos contenidos de su base de datos ya que no estuvo conectado a Internet.

En aquel momento, esta especie de reportero cibernético y biónico, ganó un millón de dólares, pero hoy, casi tres años después lo siguen presentando como la estrella de la IBM.

En la plenaria de ayer, Manoj Saxena, director general de IBM Watson, señaló que el hecho de que el 90 por ciento de los bancos de datos en la nube se hayan creado en los últimos dos años, en combinación con los “oscuros” descubrimientos de la semántica, el lenguaje y la comunicación humana, hacen que para sistemas como el de Watson lo mejor esté por venir. El lunes, en una charla con periodistas, los dichos de Saxena fueron plenamente acreditados por expertos de la Universidad de Nueva Cork y el IDC.

Sergio C. Loza, ejecutivo para América Latina de Big Data Analytics, resume a Watson como el inicio de una nueva era de la computación, de las máquinas que pueden dominar el conocimiento a través de una amplia gama de aplicaciones y manejar el idioma para atender las preguntas de los seres humanos y ofrecerles soluciones en tiempo real.

Esa es la convicción de la familia IBM y el aporte que quieren hacer al mundo por lo que queda claro que les importa poco el zumbido de los escépticos que aseguran que las máquinas nunca pensarán ya que siempre se quedarán en la manipulación de los símbolos y nunca llegarán a entender su significado.

twitter: @jbarrera4   

jaime.barrera@milenio.com