Radar

Víctimas al alza, denuncias a la baja

Si el gran foco rojo en educación es la poca cobertura en el nivel de educación preescolar, en materia de seguridad y justicia, habría al menos tres: 1)La poca confianza que hay en las policías y en la Fiscalía para que el ciudadano denuncie los delitos de los que es objeto; 2) La persistencia del hacinamiento en las cárceles de Puente Grande que siguen en manos del autogobierno delincuencial; y 3) El crecimiento en el número de víctimas y el costo de la inseguridad en Jalisco.

Lo anterior de acuerdo al informe Justicia a la Medida, del centro de análisis de políticas públicas México Evalúa y la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción de la Seguridad Pública (ENVIPE 2016) del INEGI que se presentaron el martes pasado.

Este último estudio calcula en 954 millones de pesos el costo anual de la inseguridad en Jalisco al llegar a superar los 18 mil millones de pesos y estima en un millón 828 mil 292 el número de víctimas, cifra mayor a la del año anterior en Jalisco.

De los siete indicadores que México Evalúa construyó (1.-Confianza, 2.-Incidencias de homicidios, 3.-Denuncia, 4.-Trato satisfactorio a víctimas, 5.-Presunción de inocencia, 6.-Proceso penal justo y 7.-Cárcel digna y segura) para medir la calidad del sistema de justicia penal en el país a partir de la experiencia de usuarios, víctimas e inculpados, fueron en los temas de la confianza, la denuncia y las prisiones donde Jalisco tuvo retrocesos.

El cruce de los datos de ambas investigaciones deja una mayor preocupación: que pese al incremento en el número de víctimas por la inseguridad hay un menor número de denuncias, lo que habla de que el objetivo de facilitar los trámites y generar mayor confianza en la ciudadanía para acercarla a la Fiscalía General, que se planteó al inicio del actual sexenio, no se ha logrado. El dato es contundente: mientras en 2011 se denunciaban 26 de cada 100 delitos, hoy sólo pasa con 17.6 según México Evalúa. Esta baja en la presentación de denuncias refleja también que las víctimas del delito no están satisfechas con el servicio que reciben en las distintas agencias del Ministerio Público (MP) y las áreas de atención de la Fiscalía General. El dato del estudio es que cuando se les preguntó a las víctimas el trato que recibieron en las agencias del MP la calificación fue reprobatoria, de 54.9 por ciento. El promedio nacional fue peor, de apenas 50.5 por ciento, lo que por supuesto no es ningún consuelo.

Por otra parte, Jalisco aparece de nuevo en el top 5 de los estados con mayor hacinamiento carcelario y con los autogobiernos delincuenciales con mayor tiempo enquistados en esas prisiones sin que las autoridades avancen en su desmantelamiento. Situación que, sin duda, ha influido para que en el tema de los homicidios y de la inseguridad en general también se registren resultados negativos. 

jaime.barrera@milenio.com

twitter: @jbarrera4