Radar

Vaya encandilada en Zapopan

Justo un mes después de que MILENIO JALISCO publicó la nota que remite a un video donde la directora de Adquisiciones del Ayuntamiento de Zapopan, Beatriz Ramírez, justifica la opacidad en el proceso de licitación de las lámparas LED, el alcalde Héctor Robles salió a echar abajo esa adquisición que le estaba causando un muy fuerte desprestigio a su gobierno.

Aunque al día siguiente de aquel viernes 14 de noviembre, el alcalde zapopano defendió la adjudicación y la dejó correr hasta el fallo a favor de las empresas Sointe Soluciones y Pounce Consulting, de esa compra se fueron acumulando cuestionamientos y quejas de que se trataba de una licitación a modo, que la volvieron insostenible.

Además de que no quisieron hacer públicas las ofertas económicas de cada proveedor, la licitación que era originalmente por 9 mil 500 lámparas, se elevó de última hora y ya cuando la compra estaba adjudicada a más de 14 mil luminarias.

Otra situación que despertó sospechas fue que las bases del concurso eran prácticamente una copia de las utilizadas en el municipio de Zapotlanejo, donde también le compraron estas lámparas a la empresa Pounce Consulting.

Luego se supo que una de las empresas ganadoras, Sointe Soluciones, fue denunciada en Zapopan en 2010, y que incluso ellos habían denunciado irregularidades ante el Tribunal Administrativo por la compra actual de lámparas LED, pero que se desistieron justo el viernes 14 que se les declaró ganadores junto con Pounce Consulting.

Todo ello provocó el pronunciamiento público del 25 de noviembre del presidente del Centro Empresarial de Jalisco, José Medina Mora, en el que criticaron la falta de transparencia de esta licitación de 78 millones de pesos, y la petición expresa al alcalde de que cancelara la compra y se repusiera el concurso.

La muy arriesgada apuesta de Robles de mantener la licitación se volvió sumamente desgastante y el miércoles pasado salió a cancelar esta polémica compra.

En los motivos que explicó el propio alcalde no hay ninguno de los reclamos aquí enlistados, sino que lo atribuyó a que la empresa Pounce Consulting engañó al Ayuntamiento al no cumplir con la certificación de la Norma Oficial Mexicana NOM-031-ENER-2012.

Aunque tardía, esta decisión desactiva la presión que venía generando este tema al alcalde, que se podrá ir de vacaciones con un pendiente menos. Pero lo cierto es que la sola cancelación no resuelve del todo el caso y lo ideal sería hacer el deslinde respectivo de responsabilidades de los funcionarios y los particulares que participaron en esta irregular licitación, que dejó más que encandilado al gobierno de Robles en Zapopan. Darle carpetazo sería dejar abierta la puerta para que vengan más licitaciones con corruptelas.

 

twitter: @jbarrera4   

jaime.barrera@milenio.com