Radar

Urge cumplir la promesa del gobierno verde

Así como en el combate a la pobreza y en educación el último gobierno de la primera era panista en Jalisco dejó graves rezagos, lo mismo pasó en materia ambiental.

Así lo revela el estudio realizado por el Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO), que nos presentó en la edición de ayer mi colega Agustín del Castillo y que coloca a Jalisco como una de las entidades que menos destina a la protección del medio ambiente. En el lugar número 28 de 31, sólo por arriba de Colima, Chihuahua y Veracruz, al invertir sólo 26 centavos de cada 100 pesos.

Esta realidad obliga al gobierno priista de Jorge Aristóteles Sandoval a cumplir con su promesa de encabezar un gobierno verde, que en lo primero que tendrá que reflejarse es en el aspecto presupuestal, que por lo menos para el 2014 no tendrá un aumento significativo.

Pero en tanto llega el 2015, que es cuando según la titular de la Secretaría del Medio Ambiente, Magdalena Ruiz, habrá un “cambio drástico” en los recursos que se asignen para la sustentabilidad y el medio ambiente, el gobierno estatal bien podría avanzar en el tema, de la mano con los ayuntamientos obligándolos a mejorar el manejo de las aguas residuales y los desechos sólidos.

Como se sabe, ambas responsabilidades recaen en los gobiernos municipales, pero su grado de cumplimiento es directamente proporcional al deterioro ambiental en un entorno de cambio climático en el caso del agua, y por todos los efectos que contra los ecosistemas terrestres y acuáticos, así como por la producción de gas metano, en el caso de la basura.

La última encuesta del INEGI de gobiernos municipales deja claro los graves rezagos que también tenemos en el control de estos dos factores de riesgo ambiental:

En descargas de aguas residuales apenas 65 municipios jaliscienses de los 125, tratan parcialmente sus aguas, con 111 plantas de las que sólo 21 tratan los lodos que generan. El resto contaminan 149 puntos, 70 por ciento afectan ríos y arroyos, 14 por ciento suelos o barrancas y en menor proporción lagunas, presas, canales y el mar. Lo peor es que entre los 11 municipios que más contaminan el agua están los 4 de la zona metropolitana. La falta de infraestructura tampoco ayuda a lograr un uso más racional del agua ya que de las 1378 tomas de agua que hay en el estado, apenas 21 por ciento tiene medidor, y ningún municipio considera el consumo para sus cobrios. En 96 cobran cuota fija.

En cuanto a los desechos sólidos todos los municipios recolectan poco más de 6 mil 500 toneladas de basura al día, que tiran en 108 basureros de los cuales 70 por ciento son tiraderos a cielo abierto y apenas un 30 por ciento son rellenos sanitarios que reducen los riesgos ambientales por este factor.

Por eso, una mayor rectoría del estado podría traer avances en el tema, aún cuando Jalisco permanezca este año en los últimos lugares de presupuesto ambiental.

http://twitter.com/jbarrera4