Radar

¿Responderá el ex gobernador Emilio?

A los primeros 5 mil millones de pesos de gastos poco claros que encontró a la pasada Administración, que encabezó el panista Emilio González Márquez, el contralor del estado, Juan José Bañuelos Guardado, añadió ayer 2 mil 500 millones de pesos más, fruto de auditorías sólo al ejercicio de su último año de gobierno.

Malas noticias sin duda para el mandatario estatal que cerró la era de los 18 años de gobiernos blanquiazules en Jalisco, y para su auditor a modo, el cuestionado y aún titular de la ASEJ, Alonso Godoy Pelayo, que siempre consideró impecable el manejo financiero del ex gobernador, con quien trabó una sólida amistad.

Por eso hoy la pregunta es si Emilio saldrá a defender el manejo de los recursos públicos que los contribuyentes le confiaron los últimos seis años. Por ejemplo, ¿Usará como argumento y prueba contundente para defender su honorabilidad las cuentas públicas que rechinando de limpias siempre le envió al Congreso su amigo el auditor Godoy? ¿Debatirá con el contralor y sus señalamientos ante la muy tímida defensa que hicieron de él y de su gobierno los diputados y los dirigentes panistas hace tres meses que los priistas pusieron en entredicho el manejo honesto del erario con las primeras auditorías?

Esta segunda embestida sorprende a Emilio de vacaciones por Europa. Habrá que esperar entonces su regreso para despejar estas incógnitas. Tal vez cuando llegue estén ya giradas más órdenes de aprehensión contra algunos de sus colaboradores, como le pasó al hoy preso, Rodolfo Ocampo, quien a su salida del SIAPA, se integró a su equipo de precampaña cuando suspiró por la candidatura presidencial del PAN en 2011.

Lo cierto es que hasta hoy no ha sido requerido por autoridad alguna, según me comentó ayer el contralor Bañuelos en MILENIO RADIO, luego de la rueda de prensa en la que reveló el monto de lo que estiman pudiera consolidarse como un daño patrimonial equivalente al 10 por ciento del presupuesto estatal del 2012 y que pudiera traducirse en al menos 10 denuncias penales. De confirmarse esos desvíos estaríamos ante un auténtico año de Hidalgo.

-Estarás de acuerdo que si se logra castigar la corrupción anterior se acaba con la impunidad y puede pasar que los funcionarios actuales se la piensen dos veces para desviar recursos-, le cuestioné.

-Impunidad y corrupción son dos cuestiones que afectan la eficacia de gobierno-

-¿Ha habido presiones, te han detenido alguna auditoría?-

-No, he tenido toda la libertad para entrar en todo-

-¿Ya hubo necesidad de requerir al ex gobernador o no?-

-Esa es una pregunta muy interesante. La contraloría no tiene facultades para llamar al ex gobernador, porque es la contraloría interna del Ejecutivo.

-¿Entonces el ex gobernador puede estar tranquilo?-

-Pues tendrá mucho de qué preocuparse, por el dinero federal que se está revisando en la auditoría superior y lo que les estamos aportando desde la contraloría. Ellos sí lo pueden llamar.-

Al tiempo.

http://twitter.com/jbarrera4