Radar

Punto bueno para la policía zapopana

Para hoy que el joven convocante, vía redes sociales, a la megafiesta que se organizó el sábado pasado para festejar sus 18 años, Alejandro Chassin Godoy, salga a dar su versión de lo ocurrido en rueda de prensa, la policía de Zapopan tendrá ya a su favor la mayoría de voces ciudadanas que se han manifestado sobre el tema, que dicho sea de paso, ha sido una de la noticia más leída desde el domingo pasado.

Como no había ocurrido en ningún otro episodio, ayer fue casi unánime el respaldo para los uniformados zapopanos en el sondeo que hicimos en todas las plataformas de GRUPO MILENIO en Jalisco en el que preguntamos a nuestras audiencias si estaban a favor o en contra del operativo policial que terminó con la detención de 281 jóvenes, 121 de ellos menores de edad.

Aquí cinco botones de muestra:

“A favor…estoy seguro que si no hubieran intervenido y se hubiera desatado una bronca entre los asistentes donde hubiera heridos o muertos ya estuvieran sobre los policías o la autoridad. Que por qué no (actuaron) y puras de esas”, comentó Joel López Pérez.

“A favor…debe prevalecer el orden con la condición de que apliquen los protocolos adecuados en situaciones de detenciones masivas”, señaló Javier M. Dorado.

“Pues si los jóvenes recibieron a los policías a botellazos, merecido lo tenían”, opinó Pablo López Moreno.

“A favor…agredieron primero a los policías y estaban cometiendo faltas administrativas”, escribió Rolando Ortigoza.

“Totalmente a favor, ya basta que por ser menores no tengan responsabilidad de sus actos. Buenos para beber, pero malos para pisar baranda”, consideró Alberto G. Quiroz.

“¡99% a favor! Pocas veces es tan contundente una mayoría de opiniones, deberían mandar este sondeo a las autoridades”, sugirió Felipe Vera.

Si a este poco habitual consenso sumamos que en la Comisión Estatal de Derechos Humanos hasta la noche de ayer no había sido ratificada la única denuncia por abuso policial que interpusieron los padres de familia de uno de los detenidos, es claro que podemos hablar de un operativo exitoso que en esta ocasión deja bien parados tanto al jefe policial Hernán Guízar como al alcalde de Zapopan, Héctor Robles.

Así como generalmente se cuestiona la complicidad de algunos policías con la delincuencia, los abusos y la prepotencia mostrada en otros casos, hoy toca reconocer que resolvieron con eficacia y sin mayores sobresaltos el reto de controlar a medio millar de jóvenes que causaban molestias a los vecinos del festejado a altas horas de la madrugada.

Habrá que esperar de cualquier forma la conclusión de la investigación de la Comisión Estatal de Derechos Humanos y lo que el joven Chassin diga de la actuación policial que reprobó en las redes, pero que no ha denunciado formalmente.

jaime.barrera@milenio.com

http://twitter.com/jbarrera4