Radar

Peña Nieto toma también GCCD

El Proyecto Guadalajara Ciudad Creativa Digital libró ayer su tercer y definitiva prueba, para garantizar su existencia pese a los vaivenes político-electorales, al menos por cuatro años más.

Ayer, casi un año nueve meses después de iniciada la gestión del presidente Enrique Peña Nieto, finalmente el gobierno federal hizo suyo este proyecto que nació en el sexenio panista de Felipe Calderón.

En julio de 2012 destaqué aquí como una buena noticia que el proyecto de la Ciudad Creativa Digital haya salido ileso de la contienda política de ese año, suerte que no corrieron otros planes importantes para el desarrollo de la metrópoli.

En aquel momento, candidatos y partidos políticos atendieron el llamado de no tomar este proyecto adoptado incluso por algunos sectores de la sociedad civil, como bandera de campaña para evitar dañarlo.

GCCD superó la segunda prueba en diciembre de 2013 cuando el gobernador Jorge Aristóteles Sandoval también le dio seguimiento al anunciar que en el primer trimestre del 2014 iniciaría la construcción del primer complejo en los terrenos aledaños al Parque Morelos. Situación que era de esperarse ya que él era el alcalde de Guadalajara, cuando la ciudad ganó este proyecto a 11 ciudades interesadas en desarrollarlo.

Pese a que en diciembre pasado, el gobernador anunció que se constituiría un fondo federal de 60 millones de pesos para apoyar industrias creativas, fue hasta ayer cuando el gobierno federal hizo pública su aceptación al desarrollo de GCCD, en voz del secretario de Economía, Ildefonso Guajardo Villarreal, pero sin definir aún el monto para impulsar este proyecto con el que se aseguró hace tres años, que cambiaría el rostro del centro de la ciudad con la inversión de 10 mil millones de dólares, en más de 200 hectáreas para generar 20 mil empleos.

Se habló entonces de un plazo de 10 años. Quedan siete y lo cierto es que aún no se ve claro el avance.

Lo que sí es evidente, es que el gobierno federal condicionó tomar el timón en la conducción del proyecto a cambio de apoyarlo.

La señal más clara de ello es que para relevar a Octavio Parga, dirigente de la industria electrónica local, en la presidencia del Consejo Directivo de GCCD, se designó a Francisco González Díaz, quien a la vez es director de ProMéxico, organismo del gobierno federal que promueve las inversiones y los negocios entre empresarios de México y el mundo. Se incluyó también a Rogelio Garza y Garza, quien se desempeña también como subsecretario de Industria y Comercio de la Secretaría de Economía, y dejaron pendiente el nombramiento de un líder federal del proyecto, que haga mancuerna con Mauricio Navarro Gárate, a quien el gobernador encomendó el seguimiento de este tema.

El reto ahora será, pues, que a cambio de perder la localidad de la dirección, el gobierno federal de verdad acelere este proyecto con el que se ganó la sede mundial del Congreso de las Tecnologías de la Información en septiembre próximo.

 

twitter: @jbarrera4   

jaime.barrera@milenio.com