Radar

El PRI quiere parte de la medalla

A propósito de mi columna de ayer sobre el exitoso arranque del operativo antiambulantaje en la zona peatonal del Centro Histórico tapatío que emprendió el gobierno alfarista, me escribió Ricardo I. Ruiz:

"Jaime Barrera, dices en tu cuarto párrafo: ... el espacio público, del que se adueñaron indebidamente y con la complicidad u omisión de malos funcionarios....".

"Creo que te falta valor civil para llamarles por su nombre, o al menos por la jerarquía que tienen en el PRI, el partido de tus amores. ¿Malos funcionarios? Te quedas corto, fueron funcionarios corruptos, y lo peor de todo, políticos priistas de alto nivel. ¿Quién te puede creer que malos funcionarios, de medio pelo, fueron los causantes del empoderamiento de los ambulantes, en los seis años de administraciones municipales priistas en Guadalajara?".

Agradezco a Ricardo la lectura y su crítica que respeto, mas no comparto. No se trata de filias ni de falta de valor civil sino de falta de pruebas para hacer señalamientos personales. Como lo señalé ayer, el día 1 del operativo alfarista para ordenar el ambulantaje marcó diferencia de sus antecesores Ramiro Hernández y Aristóteles Sandoval. Ojalá además de hacer que se respete el espacio público en el primer cuadro de Guadalajara, las nuevas autoridades naranjas no dejen en la impunidad los años, efectivamente, de corrupción de inspectores y autoridades que permitieron el ambulantaje, del que medraron no sólo económicamente, sino también políticamente por el uso clientelar de los que muchos políticos priistas se beneficiaron. Desde luego que sería una gran lección anticorrupción ponerles nombre y apellido. Dudo, sin embargo, que haya interés de llegar hasta allá.

Lejos de eso, los priistas quieren que Alfaro les comparta la medalla del buen inicio de su plan para ordenar el comercio ambulante. Ayer en MILENIO RADIO, Claudia Delgadillo, diputada local y líder en Guadalajara de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP), central priista a la que pertenecen al menos 500 de los ambulantes retirados del Centro salió a decir que el que gestionó los diez millones de pesos del presupuesto municipal para apoyar a los comerciantes desalojados fue el líder de los regidores del tricolor Ricardo Villanueva, además de que como fracción votaron a favor de los cambios al reglamento de comercio como un voto de confianza y para contribuir la recuperación del Centro Histórico, pese a que no se socializó el tema con los afectados. Anunció además que desde la CNOP buscarán apoyos del Fondo Jalisco (Fojal) para dar opciones a sus afiliados afectados, distintas a las que les está ofreciendo el Ayuntamiento.

Sin duda, para la ciudad es mucho más conveniente que en el PRI quieran que se les dé crédito, a que apuesten y operen para el fracaso de este programa municipal desde una lógica político electoral. Si caen en esa tentación habrá que cobrar cara la factura. Veremos.

twitter: @jbarrera4

jaime.barrera@milenio.com