Radar

De la Iniciativa Serrano a la de Pizano

El sueño de todo buen periodista es que su trabajo incida en beneficio de la comunidad a la que informa, y eso es justamente lo que vio cristalizado ayer mi compañera Sonia Serrano, la primera en documentar en las páginas de MILENIO JALISCO el desvío de la partida popularmente conocida como de casas de enlace en el Congreso de Jalisco.

La iniciativa periodística de Serrano de pedir vía la Ley de Transparencia los comprobantes de los diputados y las diputadas de los 93 mil pesos que recibían mensualmente por este concepto, dejaron claro que ninguno de los 37 de los 39 integrantes de la LX Legislatura que recibieron esa partida, cumplieron con el reglamento que ellos mismos diseñaron al inicio de su gestión.

Ocurrió el 4 de octubre y vino entonces todo un debate por este exceso que colocó a la LX Legislatura en el mismo camino de desprestigio que las pasadas Legislaturas, cuyas corruptelas aún impunes han sido también documentados ampliamente por el trabajo de Sonia.

Tras este debate, la única fracción legislativa que reaccionó y rectificó fue la del Partido Movimiento Ciudadano que propuso la desaparición de la partida, misma a la que renunció la semana pasada, antes que ninguna otra.

Sin duda el aporte del PMC fue haber roto el contubernio partidista que por años blindó a la clase política para hacer tropelías. Eso les sirvió además para ganar la bandera política de un tema que provocó una gran irritación social y que dos días después se agigantó con la Iniciativa Pizano que cínicamente buscaba librar a los diputados de la rendición de cuentas de esta partida. Esta circunstancia fue clave para que desde Casa Jalisco, el Gobernador Jorge Aristóteles Sandoval no sólo invitara a sus diputados a retirar la Iniciativa por la opacidad sino a renunciar a la partida que tenía un alto costo político y desgaste ante el ciudadano. Tras el anuncio del PRI, ayer sobrevino también la renuncia de los panistas y del perredista Enrique Velázquez, a los que no les quedó de otra que renunciar también a ese sobresueldo.

La sorpresiva postura de los priistas da la razón a su ex coordinador Miguel Castro, que junto con la perredista Celia Fausto, renunció desde el principio a esta canonjía, y que cuyo propósito de eliminar esa partida le costó dejar la coordinación priista.

Tal vez se trate más de un mecanismo de defensa que una convicción por la transparencia y la rendición de cuentas de los que ayer obligaron a sus diputados a terminar con la simulación de las casas de enlace, pero sin duda el episodio de los #diputampones da por fin a Jalisco un caso de rectificación provocado por la presión ciudadana y que se convirtió en contrapeso de una clase política acostumbrada al autoritarismo y la impunidad.

Una señal que pudieran mandar los diputados y diputadas de que el cambio va en serio, es iniciar ya la discusión de un nuevo esquema de fiscalización que sustituya al que hoy nos lleva recurrentemente a escándalos de corrupción que siempre quedan sin castigo.

http://twitter.com/jbarrera4

jaime.barrera@milenio.com