Radar

El IJA, una prueba más para el Congreso

Luego del polémico caso del pago de los 58 millones a la consultura López Castro, que fue calificado por el gobernador Jorge Aristóteles Sandoval como un “robo al pueblo” la semana pasada, los diputados de la LX Legislatura enfrentan hoy el reto de cumplir un mandato judicial para reponer el procedimiento para el nombramiento del titular del Instituto de Justicia Alternativa.

A los actuales legisladores les toca resolver una crisis provocada por la pasada Legislatura cuando en un muy poco aseado proceso, se nombró en febrero de 2011 como primer director del IJA, a Rafael Castellanos, y quien dejó acéfalo este organismo desde su nombramiento como fiscal central en febrero de 2013.

Es decir casi cuatro años después la justicia federal consideró válidas las violaciones a la convocatoria denunciadas por los aspirantes, es especial por el hoy regidor de Zapopan por el Partido Movimiento Ciudadano, Augusto Valencia, quien promovió este juicio de garantías.

Este fallo judicial, pues, no es cosa menor, y significa un sobresalto más en la muy accidentada historia del IJA en menos de 4 años de historia. A un nacimiento manchado por el irregular proceso para designar a su primer director, se sumó luego un muy lento arranque, y las pugnas por el poder en esa institución que se agudizaron tras la salida de Castellanos para aceptar la invitación del Gobernador a la Fiscalía Central, sin renunciar a ese cargo sino hasta junio pasado.

Por eso hoy es tan importante el proceso que tienen en sus manos los diputados, y que ojalá resuelvan con mayor esmero y seriedad que sus antecesores para empezar a reorientar el camino del IJA y se impulse desde ahí  todo el potencial de los métodos alternos de justicia, que son la base del éxito del nuevo modelo de justicia penal acusatorio que entró en vigencia en octubre pasado y que busca vía los juicios orales, quitar las excesivas cargas a los jueces, y ayudar así a revertir la pésima calidad del servicio que brindan.

Sin duda un buen reinicio es que los diputados cumplan hoy este mandato judicial atendiendo escrupulosamente los términos de la convocatoria que atendieron 29 aspirantes, para asegurar que se designe al que más sepa del tema y que su evaluación sea con criterios claros y con plena transparencia. Sólo así se podrá superar la discrecionalidad con la que sus antecesores eligieron en 2011 a Castellanos, y que el Poder Judicial de la Federación terminó anulando.

Así que habrá que estar muy atentos para ver de inicio si se convoca hoy a sesión de pleno para atender la resolución del Juez Quinto de Distrito en Materia Administrativa y con qué dicen del tema en la Comisión de Justicia, que preside el priista Héctor Pizano.

Para pagarle a López Castro los 58 millones de pesos, los diputados argumentaron que se trataba de un acatamiento judicial que los dejaba sin alternativa, así que esperemos que hoy cumplan también con ese mismo celo, y se nombre hoy al mejor de los aspirantes al IJA.

 

twitter: @jbarrera4   

jaime.barrera@milenio.com