Radar

Hora de voltear al Poder Judicial

Luis Carlos Vega Pámanes, el presidente del Supremo Tribunal de Justicia de Jalisco se sincera a la primera provocación para justificar los graves rezagos que tiene el Poder Judicial que representa:

“Bueno, esto sí es muy cierto (los rezagos). Nosotros lo hemos venido diciendo desde el principio, desde el año pasado que tomé posesión como presidente, estamos en los últimos lugares, pero porque no se ha creado la infraestructura”, suelta cuando le cuestiono que Jalisco es casi último en el cumplimiento de las fases para lograr la reforma judicial, en una conversación cuya primera parte le presentamos en esta edición y en todas las plataformas de Grupo Milenio.

Pero más aún. Asegura que la corrupción, la impunidad y la falta de certeza jurídica en Jalisco han ahuyentado importantes inversiones de la entidad, como una de la planta automotriz BMW. Y advierte: esa situación no cambiará si en Jalisco sigue existiendo un juez por cada 100 mil habitantes, mientras en México el promedio es de 4 jueces y en los países del primer mundo 14 por el mismo número de pobladores.

Para desgracia de los que aquí vivimos, Vega Pámanes no exagera, aunque tampoco dice nada de cómo se pueden hacer ahorros en el Poder Judicial, caracterizado por su opacidad, para crear más plazas de jueces, que nos ayuden a salir de la posición número 26 en la que está Jalisco en certeza jurídica, imparcialidad e incidencia delictiva. Para no dejar en la impunidad más de 97 mil delitos como nos ocurrió en el 2013. Condición que es el más poderoso estímulo para que la delincuencia crezca.

¿Están los casi mil 200 millones de pesos que tendrá el Poder Judicial (STJ, Consejo de la Judicatura, Tribunal Electoral, Tribunal Administrativo, y el Instituto de Justicia Alternativa) en 2014 óptimamente utilizados o también se cometen excesos que no conocemos?

¿Por qué todas las dependencias que conforman el Poder Judicial subieron casi en un 4 por ciento su presupuesto este año respecto a 2013, menos el IJA, que redujo en más de un 21 por ciento sus recursos al pasar de 46 millones a sólo 38 mdp, pese a su importancia estratégica para quitar vía la mediación la carga que Pámanes dice que ahoga a los jueces y se come el poco presupuesto de este poder?

Si bien es cierto que el Supremo Tribunal de Justicia debe tener por ley un porcentaje del presupuesto estatal seguro como ya pasa en otra entidades del país, también es necesario primero que se transparente su operación y se optimice el manejo de un presupuesto a todas luces insuficiente.

Sabemos de sobra de dónde cojea nuestro Poder Legislativo, el Poder Ejecutivo promete mantener un diálogo y abrirse a las críticas de los liderazgos ciudadanos, por eso ahora es tiempo de voltear al Poder Judicial y exigir y acompañarlos en su modernización que urge a Jalisco.

http://twitter.com/jbarrera4

jaime.barrera@milenio.com