Radar

Guía mínima para un debate en el STJ

Ahora que viene la sucesión en el Supremo Tribunal de Justicia de Jalisco nada le vendría mejor que su actual titular, Luis Carlos Vega Pámanes, que cumple su primer periodo bianual y buscará la reelección, así como el magistrado Celso Rodríguez, quien hace apenas dos años dejó el puesto al que quiere regresar tras ocuparlo un tiempo récord de siete años, y la magistrada Lucía Padilla, que aspira a convertirse en la primera mujer en presidir el Poder Judicial en Jalisco, más los que se acumulen de aquí al 15 de diciembre que es la elección, expongan y contrasten públicamente sus proyectos.

Esa sería una primera señal del auténtico deseo de modernizar este poder que en Jalisco padece de una muy mala reputación y que tiene colocados a los jueces entre los funcionarios que la ciudadanía percibe como los más corruptos, sólo debajo de los policías. El desempeño del STJ fue además factor clave para que Jalisco cayera del séptimo al noveno lugar en el índice de competitividad, ya que el subíndice en el que perdimos más posiciones fue justo en el que mide el sistema de derecho confiable y objetivo que se desplomó del lugar 10 al 18 de 32.

Propongo esta guía mínima para ese debate:

1.- ¿Qué propone para romper con la inercia que ha mantenido al Poder Judicial supeditado al Poder Ejecutivo en materia financiera, y en su conformación al Poder Legislativo? ¿Cómo lograr que el presupuesto sea superior al 1 por ciento del PIB estatal y saque del sótano nacional al STJ en este rubro, que le hace perder independencia y poder para llamar a cuentas a los integrantes de los otros poderes, en especial a los de primer nivel?

2.- ¿Qué plan tiene para crear un verdadero servicio civil de carrera en el Poder Judicial que permita el ascenso y el crecimiento profesional de acuerdo a capacidades, trayectorias y resultados del personal, y no como sucede actualmente que reina el nepotismo, el compadrazgo y el tráfico de influencias económico-políticas para el nombramiento de jueces, magistrados y demás integrantes de la nómina de las distintas dependencias que integran este Poder en Jalisco: STJ, Consejo de la Judicatura; Tribunal Administrativo del Estado, Tribunal Electoral y el Instituto de Justicia Alternativa?

3.- ¿Cuál es su estrategia para combatir los altos índices de corrupción que se dan en los juzgados e incluso en algunas salas de magistrados, que están en contubernio con despachos de abogados e incluso diputados para manipular expedientes y sentencias? De paso, que expliquen qué harían para no dejar impunes los desvíos del erario que se hicieron en la construcción de la Ciudad Judicial, cuya investigación penal nomás no avanza.

Mañana la conclusión de esta guía mínima para conocer los planes que tienen quienes aspiran a dirigir el Poder Judicial en Jalisco los próximos dos años.

jaime.barrera@milenio.com