Radar

"#GentlemanAuditor" tiene en Alatorre su nuevo escudero

Ayer se dio una prueba más de la complicidad absoluta que la mayoría de los integrantes de la LX Legislatura le guardan al cuestionado y aún #Gentleman Auditor Alonso Godoy Pelayo.

Bastó el amago con las cuentas públicas y el obsequio de muchas de ellas rechinando de limpias, para taparles la boca y que olvidaran aquel acuerdo que en forma unánime y por escrito suscribieron los 39 diputados y diputadas, en el que pedían a Godoy Pelayo dejar la Auditoría Superior del Estado, por afectar la credibilidad de la Legislatura que apenas iniciaba, y por pérdida de confianza.

Además de ignorar olímpicamente esa determinación del Poder Legislativo en pleno, le importó un cacahuate que lo llamaran a rendir cuentas del faraónico edificio que construye a toda prisa para mudar ahí a una ASEJ en la que nadie cree. ¿Cuánto ha invertido? ¿De dónde han salido los recursos?

¿Qué definió el número de pisos de ese inmueble que se levanta como un monumento a la impunidad? ¿Licitó o no la obra y sus insumos?

No lo sabemos porque simple y sencillamente a Godoy no se le pega la gana informar, y en el Legislativo, pero por lo visto tampoco en el Poder Ejecutivo ni en el Judicial hay quien le pare su autoritarismo y opacidad.

Simplemente el señor le dijo por teléfono al diputado priista Juan Manuel Alatorre Franco, presidente de la Comisión de Vigilancia, que no estaba de acuerdo con acudir, para que éste olvidara su bravuconada de citarlo al Congreso y exhibir su total sumisión, al nunca pedírselo por escrito esgrimiendo ambigüedades legales.

Ayer este mismo personaje salió en defensa del que en teoría debería fiscalizar los recursos públicos en Jalisco, pero lejos de ello, le han sido documentados pagos millonarios en sobresueldos, opacidad en la nómina y desvío de recursos de la ASEJ a una cuenta bancaria de donde salieron cheques para familiares suyos y de ex diputados y compra de vehículos de lujo.

La última que se le supo, que documentó el diario El Informador el lunes pasado, fue que se adelantó su aguinaldo, su sueldo y un préstamo por un millón de pesos del que no pagó nada de intereses y que nadie sabe si ya pagó o no. Si por su visión patrimonialista del servicio público #LadyRegidora tuvo que dejar su cargo, ¿por qué #GentlemanAuditor continúa en el suyo, si su caso la supera y sin mentadas de por medio?

Esta semana los diputados panistas Guillermo Martínez Mora y Alberto Esquer pidieron que el Congreso auditara los recursos de la ASEJ, pero ayer Alatorre, el nuevo escudero de #GentlemanAuditor, dijo que no tiene ni facultades ni recursos.

En su miedo, sumisión y complicidad, el diputado priista, (al que en el festín de la impunidad del 24 de octubre Godoy le aprobó su última cuenta como alcalde de Ocotlán), perdió de vista que esa respuesta le podría traer problemas legales. Basta que lea la nota de hoy de Sonia Serrano (pág.10) para que se entere de lo que dice la fracción XIII del artículo 15 de la Ley de Fiscalización del Estado.

@jbarrera4