Radar

El G-10 y el nuevo esquema de fiscalización

En el primer Radar del 2014 planteé que el tema del combate a la corrupción debía ser prioritario en la agenda pública del año, porque considero fundamental para el desarrollo de la entidad poner fin a la profunda crisis que en materia de fiscalización de los recursos públicos hay en Jalisco.

Dos circunstancias me hacen pensar que es pertinente retomar el asunto: uno, que el primero de enero muchos despertaron desvelados por la bienvenida al nuevo año y lo menos que hicieron fue leer el periódico; y dos, porque según el diputado panista Guillermo Martínez Mora, miembro del G-10, en la agenda legislativa de este grupo de legisladores panistas y pemecistas, está el plantear justamente a más tardar en febrero, un nuevo esquema de fiscalización que ponga fin al estado vegetativo en el que está la Auditoría Superior del Estado de Jalisco, por la falta de credibilidad y prestigio de su titular Alonso Godoy Pelayo.

Este compromiso lo hizo explícito el propio Martínez Mora, la semana pasada que le pregunté de las prioridades legislativas del creado G-10 en MILENIO RADIO:

“El tema del auditor es algo a lo que debemos entrarle de fondo, hacer las reformas para no caer en esos poderes absolutos que hasta ahora han venido ejerciendo, y que la imagen ante la sociedad es que tres Legislaturas ya no han podido hacer nada. Esto es de responsabilidad y no tiene nada que ver con un asunto personal ni con él ni con nadie, pero es el papel que debe tener el Poder Legislativo”, me comentó.

-¿Entonces el camino es ese, proponer un nuevo esquema de fiscalización?-le insistí.

“Efectivamente, así es”.

-¿Y como cuándo se empezará el debate del tema?

“Yo espero que la segunda o la tercera semana de febrero yo ya esté presentando el trabajo que estaremos realizando de forma colegiada. El asunto de la fiscalización es algo que yo ya tengo muy adelantado y que hoy por fortuna la iniciativa partirá de 10”, subrayó.

Habrá que ver pues cuál es la incidencia que logra el G-10 para salir de la crisis de fiscalización en la que estamos luego de que los objetivos que se plantearon en la Ley de Fiscalización del 2009 que contempló la creación de la Auditoría Superior del Estado de Jalisco, con el propósito de erradicar el lavado de cuentas públicas entre los partidos políticos en el Congreso, estuvo lejos de cumplirse.

Y sobre todo confirmar que la iniciativa realmente sea respaldada por la bancada del Partido Movimiento Ciudadano, que en otros episodios lejos de llamar a cuentas al auditor Godoy ha salido en su defensa.

Veremos.

twitter: @jbarrera4

jaime.barrera@milenio.com