Radar

Enrique, el de las causas que polarizan

Al diputado local perredista, Enrique Velázquez González,  le podemos cuestionar como a otros, haber estado en contra de la desaparición de las casas de enlace y de haber sido cómplice en más de una ocasión de la opacidad e impunidad del auditor Alonso Godoy Pelayo, pero en la parte legislativa, sin duda hay que reconocerle su congruencia como militante de un partido de izquierda.

Pocos como él, han impulsado desde una posición de poder, una agenda de ampliación de libertades individuales como lo dictan los principios y la ideología del espectro político en el que se ubica su partido y que sus discursos pregonan.

El año pasado tuvo la valentía de presentar la iniciativa de Ley de Libre de Convivencia que despertó la intolerancia de muchos. Los sectores más derechistas lo llamaron el “diputado gay” pese a su condición heterosexual, ya que su propuesta planteaba, entre otras cosas, el reconocimiento legal de las uniones homosexuales. Pese a que muchos pronosticaron que esa iniciativa no pasaría en Jalisco por el supuesto dominio conservador de los tapatíos, el perredista tuvo la habilidad para socializar la iniciativa y gestionar el apoyo político de sus compañeros diputados de distintos partidos y logró su aprobación.

En febrero pasado que él y su partido anunciaron que irían por la legalización de la mariguana en Jalisco se despertó un debate similar y reapareció ayer que anunció formalmente la presentación de esta iniciativa en el Congreso local.

Al igual que en la Ley de Libre Convivencia, el perredista aprovechó estos últimos cuatro meses de debate en distintos foros para calibrar la iniciativa. Si en febrero anunció que irían por la despenalización de la distribución, tránsito y consumo de la mariguana, como lo adelantamos en nuestra edición de ayer, finalmente la iniciativa de la llamada Ley para la Atención Integral al Consumo de Cannabis del Estado de Jalisco, plantea sólo su uso medicinal y no penalizar la portación de hasta 30 gramos de mariguana. 

La propuesta del perredista viene antecedida del debate que sobre el mismo tema ya propuso el partido del sol azteca en la Ciudad de México que gobiernan desde hace casi ya dos décadas y de la iniciativa que presentó el diputado de ese mismo partido en San Lázaro, Fernando Belaunzarán, y que no han logrado ser aprobadas.

El debate lo inicia con pocos aliados dentro y fuera del Congreso. Apenas 10 diputados le han prometido en corto apoyar la iniciativa. Velázquez confía sin embargo que los resultados de la consulta que encargó al Instituto Electoral y de Participación Ciudadana para convocar a los jaliscienses a decir “Sí o No” a la propuesta perredista en septiembre próximo, le ayuden a convencerlos.

Podemos estar de acuerdo o no con él, pero eso es otra cosa. Yo le agradezco a Enrique impulsar este nuevo debate que sin duda nos viene bien a todos como comunidad al contribuir a crecer el valor de la tolerancia.

jaime.barrera@milenio.com

http://twitter.com/jbarrera4