Radar

Encuesta camionera como última llamada

Por las respuestas al sondeo del día que hicimos ayer en todas las plataformas de MILENIO JALISCO, consolido mi hipótesis de que los usuarios del transporte público darán calificaciones reprobatorias a la calidad del servicio que reciben, en la encuesta que aplica en esta semana la Secretaría de Movilidad, a través de su órgano técnico, el Instituto de Movilidad y Transporte de Jalisco (IMTJ), que encabeza Mario Córdova España.

Tal vez la Línea 1 y 2 del Tren Ligero, y hasta el Macrobús saldrán con mejores evaluaciones, pero no así las rutas tradicionales, aún las certificadas, que también siguen contribuyendo a aumentar la cifra de víctimas del transporte público, porque no se ha logrado el paso más importante de la pretendida modernización que es transitar del modelo hombre-camión al de ruta-empresa.

En ese sentido, los poco más de mil 200 usuarios que se consultarán, dirán que los camioneros no merecen un incremento a la tarifa, que habrá que ver si pesa en la decisión que tomen en diciembre las autoridades en la comisión de tarifas.

Más allá de esperar cómo se aprovecha y se capitaliza la información que surja de esta medición, que está incluso contemplada en la ley, lo deseable sería que a partir de la aplicación de la encuesta se vuelva a poner en el centro de la agenda de la Semov y del gobierno estatal el tema del mejoramiento del transporte, que junto con el diseño de un nuevo modelo integral de movilidad, que articule un sistema renovado de operación de las rutas, transporte privado y transporte no motorizado, es una de las principales promesas del gobernador Jorge Aristóteles Sandoval.

Como se recordará, hace casi cuatro meses, cuando Servando Sepúlveda Enríquez, relevó en la Semov a Mauricio Gudiño Coronado, más que pedirle retomar y relanzar el tema camionero, el mandatario estatal le pidió iniciar su gestión con un plan anticorrupción.

Ese encargo lo cumplió el mes pasado, por lo que será muy interesante ver a partir de esta semana qué importancia tiene en la agenda del titular de la Semov y del propio Gobernador, las acciones para retomar la ruta y avanzar en este tema que parecieron frenar los poderosos intereses del llamado pulpo camionero, que se resisten a que se desmantele el viejo sistema del que han medrado por décadas.

El reto para las autoridades, pues, sigue siendo romper con la inercia de complicidad de gobiernos anteriores que lejos de cumplir su obligación de concebir al transporte como un servicio público, lo vieron sólo como un negocio privado y se hicieron socios de muchos transportistas, que incluso han degenerado en mafias.

Un buen reinicio podría ser retomar la conclusión del Registro Estatal del Transporte Público (padrón de dueños, unidades y rutas de camiones y taxis); el desmantelamiento del viejo sistema de transporte (capacitación de operadores, renovación de unidades, sistema de prepago, y el reordenamiento de rutas bajo el modelo ruta empresa). Veremos si se atiende lo que podría ser la última llamada para cumplir lo prometido.

 

twitter: @jbarrera4   

jaime.barrera@milenio.com