Radar

Emilio reaparece como autodefensa

En octubre pasado, cuando a los primeros 5 mil millones de pesos de gastos poco claros que encontró a la administración que encabezó Emilio González Márquez, el contralor del estado, Juan José Bañuelos Guardado, añadió 2 mil 500 millones de pesos más, fruto de auditorías sólo al ejercicio de su último año de gobierno, me pregunté aquí si el ex gobernador panista saldría a defenderse y a responder a esos señalamientos.

Consideré pertinente plantear esa incógnita ante la nula defensa que desde su salida del poder el último día de febrero de 2013, hicieron de su gobierno y de sus logros la dirigencia nacional o estatal del Partido Acción Nacional, los diputados de ese partido en el Congreso del Estado o los propios integrantes de su gabinete.

A las múltiples acusaciones de desvíos que se vinieron en cascada a la llegada del nuevo gobierno priista, los panistas en circulación o con alguna responsabilidad partidista hicieron mutis.

Por eso a Emilio no lo quedó de otra que reaparecer como un auténtico autodefensa de su gobierno, luego de cumplir su papel como coordinador en Jalisco de la campaña interna por la dirigencia nacional del PAN, Gustavo Madero.

Conocedor del timming político,  el político panista que perdió ante el PRI y cerró así  la era de los 18 años de gobiernos blanquiazules en la entidad, esperó hasta el fin de semana pasado, para que su autodefensa la escuchara en directo Madero, quien aunque como lo apunté arriba, nunca lo defendió, hoy Emilio está decidido a convertirlo en su mejor aliado por si algo se ofrece. Aunque no creo que las acusaciones del gobierno priista lo lleguen a señalar directamente, en caso de que alguno de los detenidos lo involucre, si Madero repite en la presidencia del CEN panista, bien podría defenderlo a cambio de apoyar algún proyecto priista.

El también ex dirigente estatal panista a fines de los 90´s sabe que debe tratar de defender su imagen y su gobierno, para mantener las posibilidades de hacer una eventual alianza con el alfarista Partido Movimiento Ciudadano en el 2015 y sobre todo en el 2018, proyecto que ha vendido a Madero, pero que hasta el momento no convence al partido de Enrique Alfaro, por considerar que por las acusaciones de corrupción, sumarse al panismo en el que gravita Emilio lejos de sumarle, le resta.

De la percepción que tiene el ex gobernador de que se trata de una persecución política, en la que no tiene nada que ver el Gobernador Jorge Aristóteles Sandoval, sino quien hace uso político de las instancias de procuración de justicia, que ahora están en manos de su ex colaborador Luis Carlos Nájera, ahora fiscal general del estado, escribiré mañana.

http://twitter.com/jbarrera4