Radar

"#EleccionesEU": lo que se juega hoy

Luego de vivir la contienda electoral más hostil y contrastante de su historia, pese a que los candidat@s punteros no fueron los más populares, nuestra potencia mundial vecina vivirá hoy una de las elecciones más cerradas y que involucró como ninguna otra a nuestro País, particularmente por los asuntos migratorios. De ahí que se considere que el voto mexicano y latino será definitivo en la elección.

Además de la presidencia estadounidense, los norteamericanos que se registraron votarán por los 435 escaños de la Cámara de Representantes y 30 de 100 senadores, espacios de poder en los que hoy domina el Partido Republicano. En algunos estados elegirán también jueces supremos y en otros propuestas e iniciativas de gobierno. En California por ejemplo se votará por abolir la pena de muerte y el uso recreativo de la mariguana, la famosa propuesta 64.

Pese a que la candidata demócrata Hillary Clinton llega con ventaja, la amenaza que representa el candidato republicano Donald Trump persiste sobre todo en los electores cansados de la clase política tradicional, que representa Clinton, y que se aglutinan en una corriente de voto antisistémico y que ha comprado el discurso racista, xenofóbico, misógino y de proteccionismo de Trump. Ahí radica, la posibilidad de que se registre alguna sorpresa que vaya en contra de lo que dicen todas las encuestas, que adelantan el triunfo de la demócrata.

Las últimas mediciones de ayer, daban a Hillary 220 votos electorales de los 270 que necesita para asegurar la mayoría de los 538 en disputa, que le permitan llegar a la Casa Blanca, que ya habitó como primera dama con Bill Clinton. Mientras que Trump sumaba 180.

Otra particularidad de esta elección en EU, es el alto número de los llamados “swing estates” o estados bisagra, que por no tener definida una tendencia y por los votos que representan podrían definir la jornada, a saber Florida, Ohio, Carolina del Norte, Pensilvania, Virginia, Georgia, Michigan, Arizona, Colorado, Iowa, Nevada y New Hampshire.

Para México la mejor noticia será la ratificación de las tendencias, que conjure la amenaza del muro, pero sobre todo la radicalización en la revisión del Tratado de Libre Comercio que podría afectar a nuestro País, la violación de los derechos humanos a los mexicanos migrantes, un mayor cobro de impuestos para las remesas, así como a las empresas que decidan invertir en suelo mexicano.

Desde luego que la vecindad distante que siempre hemos tenido con Estados Unidos, no se acortará en automático con Hillary Clinton, que también guarda la factura al presidente Enrique Peña Nieto, por haber recibido a Donald Trump en Los Pinos, pero sin duda las tensiones serían mucho menores en la principal relación binacional de México.

De esa importancia es lo que se juega en Estados Unidos para el futuro de nuestro País. Veremos.

jaime.barrera@milenio.com

twitter: @jbarrera4