Radar

Drenajes, Polític@s y votos

Como se los reclamamos por años, toca reconocer a la clase política y gubernamental de hoy que por fin se hayan puesto de acuerdo y decidido invertir en drenajes e infraestructura para empezar a solucionar el grave problema de inundaciones que padece el Área Metropolitana de Guadalajara.

Estas obras indispensables para la ciudad se pospusieron por décadas, por lo que he llamado aquí en varias ocasiones, la miope y muy electorera visión de que invertir en ellas era "enterrar el presupuesto" sin que nunca floreciera en votos para mantenerse en el poder. "Son obras poco redituables políticamente", era el racional que heredaron por años las últimas generaciones de burócratas y políticos, que ponían por encima del interés de la ciudad, el de ellos y el de sus partidos.

Por eso hoy habrá que consignar, e insisto, reconocer que el gobernador Jorge Aristóteles Sandoval y su equipo en el tema, así como los alcaldes metropolitanos Enrique Alfaro, Pablo Lemus, María Elena Limón y Sergio Chávez, que forman parte del Sistema Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado (SIAPA), hayan roto con esa absurda inercia y evolucionado hacia esta nueva visión de futuro. Destacable que los nuevos alcaldes cumplieron sus promesas de ahora sí priorizar y gestionar presupuesto para esta infraestructura, y que haciendo a un lado cuestiones de intereses partidistas, hayan hecho equipo con el gobierno estatal, que también alineó recursos y agenda de obra para reunir en conjunto 800 millones de pesos para este 2106, como arranque de un programa multianual que en un plazo más allá de lo que resta del sexenio podría resolver de fondo nuestra cíclica problemática de las inundaciones en cada temporal, según explicó ayer el presidente del SIAPA, Francisco Ayón. Habrá que mencionar también la labor de Clemente Castañeda, coordinador de los diputados naranjas en San Lázaro, por la gestión extraordinaria de recursos para Jalisco, y de los cuales se tomará una parte para este fondo. Interesante también que como un primer paso para su eventual integración al SIAPA, se haya incluido en la mesa de inundaciones, a los alcaldes de Tlajomulco, Alberto Uribe, y al de El Salto, Marcos Godínez.

Ya desde el 2013, el SIAPA contaba con estudios y proyectos que dieron forma a un Programa Multianual de Inversión de Obras por 7 mil 500 millones: 5 mil mdp para cambiar mil 800 kilómetros de redes de agua que estaban en aquel entonces a punto de cumplir su vida útil, y que representaban casi el 30 por ciento del total del drenaje de la ciudad; y para erradicar las cada vez más paralizantes inundaciones, 16 obras de colectores pluviales, que costaban 2 mil 500 mdp. En aquel momento todo quedó en planes y se siguieron gastando cerca de 600 mdp anuales en daños materiales y humanos causados por las inundaciones.

Hoy eso podrá empezar a cambiar, por eso, habrá que ver quién de todos los aquí mencionados capitaliza mejor los muchos votos que les generará esta buena noticia.

twitter: @jbarrera4
jaime.barrera@milenio.com