Radar

Debates que abarataron lo ciudadano

Habrá que esperar para ver qué tanto inciden en las preferencias electorales los dos debates convocados por el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPCJ) en las elecciones de Zapopan y Guadalajara. Y en el caso de este último municipio, el que tengan hoy los cuatro principales candidatos, sin chiquillada,  nuevamente convocados, ya no por la autoridad electoral, sino por “Indagantes”, un muy interesante movimiento de jóvenes, y que se transmitirá también por el Canal 44 de la televisión pública de la Universidad de Guadalajara, de las 19:00 a las 20:30 horas.

El formato de hoy será un poco menos conservador que el que diseñaron los partidos políticos y el IEPCJ, ya que se harán dos preguntas directas de temas de transparencia, seguridad, servicios públicos y movilidad, que obligarán a que los candidatos sean más específicos y se puedan contrastar más claramente saberes, habilidades y los cómos para cada uno de estos retos.

La decisión de invitar a sólo los candidatos del PRI, PAN, PMC y PRD ayudará también a que el ejercicio sea más ágil y no tan tedioso como resultaron los del lunes y martes, además del formato, por la poca preparación y aporte de los candidatos que abanderan principalmente los partidos pequeños y de reciente creación. Por lo visto y escuchado sigo sin entender cómo lograron su registro el Partido Encuentro Social y el Partido Humanista.

Es una verdadera pena que estos nuevos institutos políticos sigan la misma ruta de convertirse en franquicias y empresas familiares, que improvisan candidatos o echan mano de políticos en la banca. Lejos están de ser lo que pregonan: auténticas plataformas de verdaderos liderazgos ciudadanos que estén en condiciones de debatir y cuestionar competitivamente  a los políticos profesionales, para elevar así el nivel de la discusión y mejorar los ejercicios de gobierno.

Los papelazos que vimos esta semana de individuos que justificaban su perfil ciudadano argumentando el nerviosismo que los paralizaba frente a las cámaras o los que se la pasaron denostando a la clase política sin articular una sola propuesta, fueron patéticos. Habrá, pues, que cerrar el paso al oportunismo partidista que no sólo medra del erario, sino que está convertido en una amenaza de pervertir y abaratar la genuina aportación que pueden hacer los verdaderos liderazgos de la sociedad civil que huyen de sus simulaciones. 

Con la ausencia, pues, de un real contrapeso a los partidos de siempre, habrá que ver qué tanto impactan los 3.5 puntos de rating que tuvo el de Zapopan (240 mil personas), y los 4.6 que tuvo el de Guadalajara (310 mil)  que registró Canal 44, más las audencias de los medios que se sumaron a la transmisión, en las preferencias electorales en esta última recta de campañas. Ya dirán las encuestas si los debates se quedaron en el círculo rojo o modificaron en algo las tendencias del voto de acuerdo a lo exhibido por cada contendiente.

jaime.barrera@milenio.com

http://twitter.com/jbarrera4