Radar

Lo que "El Chapo" podría significar

Tras la segunda recaptura del mafioso más buscado del mundo, la pregunta es si ahora sí el gobierno mexicano aprovecha la información que les revele Joaquín El Chapo Guzmán para, en primer lugar, esclarecer y castigar a los que permitieron su segunda fuga el 11 de julio pasado del Cefereso de Altiplano, y para mejorar su lucha contra la delincuencia organizada.

Eso no pasó ni en la primera detención, ni en la segunda y prueba de ello es que no sólo no se avanzó en la lucha contra el narco, sino que el Cártel de Sinaloa lejos de debilitarse, se fortaleció. Habrá que recordar, por ejemplo, que días después de que se le detuvo el sábado 22 de febrero del 2014, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, afirmó que detenido El Chapo, el siguiente objetivo sería la detención de Ismael Zambada García, alias El Mayo, cosa que nunca se logró. El Mayo junto con José Esparragoza Moreno, alias El Azul, asumirán nuevamente el control del también conocido como Cártel del Pacífico. Si la segunda recaptura de Guzmán Loera no sirve para dar con el paradero de sus socios el Cártel de Sinaloa no se verá afectado por la detención de su líder.

Habrá que conocer ahora sí quiénes forman parte de la nómina del capo y lo protegieron desde las diferentes instancias de gobierno. ¿Qué políticos recibieron y se sometieron a cambio de sus dádivas? ¿Qué policías lo protegían? ¿Qué empresarios hicieron negocios en busca del enriquecimiento fácil?

Antes de ser extraditado a los Estados Unidos, un proceso que mínimo dura un año, el gobierno mexicano debe aprovechar la detención para ahora sí aplicar la figura de la extinción de dominio y confiscar toda la riqueza acumulada por el capo si de verdad desea capitalizar la recaptura recuperando un poco de credibilidad. Ya confesó a Sean Penn y a Kate del Castillo, que es el mayor distribuidor de drogas en el mundo, que poseé toda una red de logística y de transporte que incluye aviones y hasta submarinos, e incluso que ofreció empresas y casas a los policías captores a los que intentó sobornar sin lograrlo. ¿Dónde están los mil millones de dólares que la revista Forbes le atribuía para colocarlo entre los hombres más ricos y poderosos del planeta? 

Ayer en su mensaje a la nación por el inicio de año, el Presidente Enrique Peña Nieto aseguró que la recaptura de El Chapo acredita la coordinación entre las cuerpos policiales y de investigación a nivel federal, por ello habría que aprovechar para lograr esos niveles de coordinación entre esas corporaciones federales con policías estatales y municipales, para enfrentar el poder corruptor del narcotráfico en las distintas regiones del País.

Desde luego habrá que cuidar que mientras la extradición ocurre al delincuente le faciliten otra vez una eventual fuga y se haga una profunda revisión a nuestro sistema carcelario carcomido por la corrupción y los autogobiernos desde donde también se fortalece económicamente la delincuencia organizada.

 

twitter: @jbarrera4   

jaime.barrera@milenio.com