Radar

Augusto Valencia, ¿el diputado naranja incómodo?

Así como nuestros diputados y diputadas de hoy, cuando los integrantes de la pasada LX Legislatura iniciaban enjundiosos con sus promesas de cambio, tuvieron un primer freno de donde menos se esperaba: de la fracción del alfarista partido Movimiento Ciudadano, que debutaba en la vida parlamentaria de Jalisco.

Vale la pena recordar la historia de la que platiqué el lunes en MILENIO RADIO con Augusto Valencia, este diputado que es parte de la mayoritaria fracción del partido naranja en la LXI Legislatura que arranca, y al que le pregunté si no serán nuevamente los primeros en evadir el tema de la trama corrupta que prevalece entre el Congreso y la Auditoría Superior del Estado de Jalisco (ASEJ).  

Sucedió en la sesión del 22 de noviembre del 2012 cuando diputados y diputadas, a la luz de sus promesas de acabar con la impunidad y el desprestigio del Poder Legislativo que producía la complicidad entre legisladores y la ASEJ, votaron unánimemente por la salida del aún auditor Alonso Godoy Pelayo.

Ese día no sólo votaron a favor de la reposición del proceso para nombrar a un nuevo titular de la ASEJ, sino por pedir su salida a través de un texto en el que exponían que debido a su “complicidad y franco encubrimiento de legislaturas anteriores”, su permanencia provocaba “descrédito” y “nula confianza” en la ASEJ y en la entonces naciente Legislatura LX.

Sin embargo, inexplicablemente, al día siguiente el entonces coordinador parlamentario del PMC en el Congreso local, y hoy de los diputados federales en San Lázaro, Clemente Castañeda, más a fuerzas que de ganas y visiblemente molesto y desconcertado, tuvo que leer una misiva en la que a nombre de los diputados naranjas, pedía disculpas a Godoy Pelayo y deslindaba a su bancada de las “descalificaciones de índole personal”, que según ellos, se expresaban en la exposición de motivos de aquel documento.

Por eso la pregunta hoy es qué tanto respaldo y vía libre tendrá Augusto Valencia para ir por el auditor y los ex diputados acusados de corrupción de la Legislatura LVIII y LIX desde la Comisión de Vigilancia de la que es vocal. ¿Lo apoyará su coordinador Ismael del Toro (quien fue subordinado de Godoy Pelayo), sus compañeros diputados y quien manda en el PMC, que a nadie le cabe duda es el alcalde de Guadalajara, Enrique Alfaro, quien fue diputado en la LVIII?

¿O será que a tres días de iniciada la Legislatura se convirtió ya en el diputado incómodo de la fracción naranja, que es la primera en la historia en quitar la mayoría al PRI y al PAN en el Congreso?

Lo que está claro es que Augusto es quien más conoce de estos negros episodios en el Congreso, entre otras cosas porque su hermano Gabriel, luego de un largo litigio logró que un Tribunal Colegiado obligara a la LIX Legislatura transparentar en el 2010 la tristemente célebre Partida 8000, esa caja chica y opaca que también se etiquetaba como “Erogaciones Parlamentarias Extraordinarias” y que hizo inmensamente ricos a muchos de la LVIII Legislatura y que destapó toda una cloaca aún impune.

Interesante escenario.

 

twitter: @jbarrera4   

jaime.barrera@milenio.com