Radar

Aristóteles y Nájera ponen cara

Concluí ayer que habrá que esperar para ver si se cumple o no la prometida coordinación entre fuerzas castrenses y policías federales con policías locales que hizo el martes pasado aquí el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong. Promesa que, también recordé ayer, fue planteada como la diferencia de la estrategia antinarco del gobierno peñanietista, y que no se ha dado en los momentos más críticos de la lucha contra el narcotráfico en la entidad.

Y por lo que se percibió ayer en los comentarios en corto y lo declarado públicamente por los principales actores políticos en la escena local y nacional, es claro que persiste un clima político de desconfianzas mutuas, en las que tendrán que trabajar, si de verdad quieren ir juntos por la detención de los líderes del Cártel Jalisco Nueva Generación, que se convirtió en los últimos cinco años en el más poderoso del país.

Como se sabe, justo el fortalecimiento de este grupo delincuencial liderado por Nemesio Oseguera Cervantes, El Mencho, y por el ya detenido Abigael González Valencia, El Cuini, (a quien el gobierno federal habría librado de la extradición a Estados Unidos a cambio de revelar a detalle las operaciones y complicidades del CJNG), ha puesto en el ojo del huracán tanto al Gobernador Jorge Aristóteles Sandoval, como a su fiscal general, Luis Carlos Nájera, a quienes desde la Ciudad de México, vía filtraciones, los han colocado no sólo como los principales responsables del crecimiento de este cártel sino incluso como factor de fracaso de los operativos federales para su detención, como el del pasado 1 de mayo.

A esta embestida Sandoval y Nájera han decidido salir y poner cara.

Así lo demuestra el hecho de que el Gobernador Jorge Aristóteles Sandoval haya viajado ayer a la Ciudad de México, un día después de la presentación oficial del General de la V Región Militar, Miguel González Cruz, como coordinador del Operativo Jalisco, para salir a medios y decir que del fortalecimiento del CJNG ya había informado hace un año a la Procuraduría General de la República (PGR, entonces en manos de Jesús Murillo Karam). Por lo menos así se lo dijo a Carlos Puig en MILENIO Televisión, al que también le comentó que lo que se dice de él en la Ciudad de México, es la “narrativa” de algunos que están “ausentes” de Jalisco y que inventan versiones.   

En ese mismo plan salió ayer el Fiscal General, quien a pesar de haber reiterado que no se explicaba por qué el gobierno federal tardó tanto en actuar pese a los reportes del Gobernador y al ataque a la gendarmería desde el 20 de marzo pasado en Ocotlán, subió el tono ayer en MILENIO RADIO cuando le comenté que para muchos tenía las horas contadas en su cargo; “son calenturas políticas” de algunos, dijo.

Habrá que ver cómo cae este deslinde al arranque del Operativo Jalisco y sus repercusiones en la cada vez más próxima jornada electoral, que también motivó salir al debate.

jaime.barrera@milenio.com

http://twitter.com/jbarrera4