Radar

¿Alistará Emilio su amparo?

El que salió ayer a negar que lo mueva un afán de persecución política como lo considera el ex gobernador Emilio González Márquez, fue el contralor Juan José Bañuelos Guardado, quien fue el que coordinó las revisiones a la pasada Administración y detectó gastos dudosos por 7 mil 500 millones de pesos.

“Yo he estado insistiendo categóricamente cada que tengo oportunidad, que la auditoría es un proceso técnico-administrativo, y que no persigue a nadie por sus ideas sino por su comportamiento al frente de determinadas dependencias”,  dijo.

El posicionamiento es importante porque es justamente Bañuelos el que presentó las denuncias penales ante la fiscalía en contra de ex funcionarios del Comité Administrador del Programa Estatal de Construcción de Escuelas (CAPECE),del Seguro Popular y de la Inmobiliaria y Promotora de Vivienda de Interés Público (IPROVIPE).

Como se sabe, de estas denuncias la fiscalía logró ya la orden de aprehensión del tesorero del IPROVIPE y está en busca de Jorge Sánchez, quien era el director y está en calidad de prófugo.

La respuesta del contralor a Emilio es también importante por lo que comentó apenas en octubre pasado, y que recordé en el Radar de ayer, cuando me comentó que el ex mandatario estatal no ha sido requerido, pero advirtió:

-Pues tendrá mucho de qué preocuparse, por el dinero federal que se está revisando en la auditoría superior y lo que les estamos aportando desde la contraloría. Ellos sí lo pueden llamar.-

Aunque como lo escribí el martes pasado, considero poco probable que las denuncias penales del gobierno estatal priista lo lleguen a señalar directamente, una cosa distinta puede suceder a nivel federal como lo considera el contralor, quien sabe mejor que nadie qué información ha compartido con el fiscalizador federal.

Si bien Emilio se dice tranquilo pese a que el prófugo sea su principal operador político y la dependencia que estaba a su cargo de la que salieron más recursos de última hora para la Villa y otros gastos de los Juegos Panamericanos, es creíble por el hecho de que a nivel local, el ex gobernador tuvo siempre en Alonso Godoy Pelayo a un auditor a modo. Además de una contraloría estatal y una procuraduría que nunca detuvieron a algún funcionario pese a los continuos escándalos de corrupción documentados, entre ellos los que hoy están denunciados penalmente.

Por la inexistente fiscalización en Jalisco nunca nos enteramos tampoco que la pasada Administración incumplió con el pago de mil 400 millones de pesos del crédito quirografario, con el que se quería tapar el boquete panamericano, y que nos hizo bajar 15 niveles en la evaluación crediticia estatal, al pasar de “A+” a “D”, a un costo millonario.

La pregunta es si la advertencia del contralor hará que Emilio reconsidere y tramite también algún amparo por si las dudas.

http://twitter.com/jbarrera4