Radar

Acierta JASD en estrategia antipobreza

Dos millones 780 mil 200 jaliscienses pobres, poco más de un tercio de la población, y 253 mil 200 que sufren la pobreza extrema (tres de cada 100), son todavía muchos como para echar las campanas a vuelo, pero habrá que reconocer que el Informe 2014 de la pobreza en México, que presentó ayer el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), ubica al gobierno que encabeza Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, como uno de los más éxitosos del País en materia de combate a la pobreza.

Mientras a nivel nacional aumentó dos millones el número de mexicanos pobres, y se redujo en apenas 100 mil el de los que padecen la pobreza extrema, Jalisco redujo en los dos últimos años 4.4 por ciento y 2.6 por ciento ambos indicadores. Con los 270 mil 800 jaliscienses que salieron de la pobreza, y los 193 mil de la pobreza extrema, la entidad se coloca en el primer lugar de reducción, y como cuarto en porcentaje por debajo de Nayarit, Durango y Guerrero.

Esa es una buena noticia para todos y una más que oportuna bocanada de aire puro para el gobierno de Aristóteles, que arrastraba una racha de sobresaltos, casi todos en materia de inseguridad.

Si contrastamos estos buenos números de la estrategia antipobreza con los resultados adversos para el partido en el gobierno en la pasada jornada electoral, queda claro que es una señal de madurez de la sociedad jalisciense que ve en el cumplimiento de sus demandas básicas su derecho, y una obligación del Estado; y la obtención y permanencia en el empleo una conquista personal.

Pero la reducción de la pobreza en Jalisco, es sin duda también, prueba de que las políticas públicas para combatirla van por buen rumbo, en especial en dos rubros: las que tienen que ver con la política social, y con la promoción económica, en la que juega un papel decisivo la iniciativa privada, constituida aquí casi en su totalidad por micro y pequeñas empresas.

Por el lado de la política social, además de la focalización de apoyos hecha por la Secretaría de Desarrollo Social y el DIF, sumó la transversalidad en programas para la mujer y apoyo al ingreso en el que participaron el resto de las secretarías. Los resultados permiten suponer también una buena complementariedad con los programas sociales desplegados aquí por el gobierno federal, en espacial los de la Sedesol, y su Cruzada contra el Hambre.

Por ser el empleo la palanca más poderosa para abatir la pobreza habrá que reconocer en toda su dimensión la aportación de los sectores productivos de la entidad, y el grado de avance logrado en la articulación de esfuerzos con centros de educación técnica y superior.

Qué bueno pues que se despejó la incógnita y Jalisco lejos de aparecer en el Top 3 de la pobreza como algunos temíamos, fue ejemplo de su combate. Pero insisto, el número de pobres en Jalisco y en México, dejan claro que falta mucho por hacer.

 

twitter: @jbarrera4   

jaime.barrera@milenio.com