Estira y afloja

Las trampas del petróleo

Los economistas de Consultores Internacionales, que preside Julio A. Millán, manifestaron preocupación por el planteamiento de diputados y senadores sobre la forma en que se compensará la reducción de ingresos petroleros por un menor precio del barril.

Se refiere a la modificación del tipo de cambio de referencia de 13 pesos por dólar a 13.40 pesos lo que, “según cálculos alegres, generaría 26 mil 713 millones de pesos adicionales para el gobierno. Todo pintaría muy bien, si meterse en el terreno de establecer una paridad cambiaria no tuviera consecuencias severas”.

El análisis recuerda que el tipo de cambio es “un precio líder en el mercado mexicano” y que si se incrementa tiene impactos positivos para los exportadores y ahora para las finanzas públicas, pero negativos para los importadores y sobre las deudas establecidas en dólares.

La cifra no es cualquier cosa. Consultores Internacionales señala que la deuda externa pública y privada equivale a casi 260 mil millones de dólares, y agrega que para las “empresas mexicanas altamente endeudadas significa ya un lastre importante, mucho más lo haría con el dólar caro”.

También advierte que no se debe olvidar que un dólar alto también puede llegar a generar presiones sobre los precios y, por ende, sobre la inflación.

La semana pasada le comenté sobre el tema, a sabiendas de que se importa 50 por ciento del consumo de gasolinas y que también es muy alta la dependencia de las compras externas en alimentos.

Los especialistas de Julio Millán apuntan: “hay que cuidarse de las trampas que puede traer el petróleo en un mercado muy volátil y sujeto a contingencias no solo técnicas si no geopolíticas”.

Por cierto, los analistas de Banamex comentaron que el precio del petróleo podría revertir su tendencia a la baja, y que “vemos una recuperación en el precio de la mezcla (mexicana) antes de que termine el año”.

Este precio bajó desde casi 100 dólares por barril (dpb) en promedio en junio de este año, a 77 dpb el viernes pasado. “Nuestro pronóstico sugiere que llegará a 81.5 dólares por barril al final de este año y a 83.2 al final de 2015. Esto implica que después de la  significativa caída de 25 por ciento citada, el precio se recuperaría durante el invierno”.

De ser así, los economistas de Banamex comentan que el precio promedio de la mezcla mexicana para 2015 será de 86 dólares por barril, pero comentan que “ha sido acertado que el Congreso fijara el precio en el presupuesto en 79 dpb”, ante la volatilidad del mercado.

jesus.rangel@milenio.com