Estira y afloja

El Tlcan de Obama

Respuestas. El informe del gobierno de Estados Unidos a la Organización Mundial de Comercio (OMC) no describe ningún calificativo sobre el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Tlcan). No obstante, por las cifras favorables que proporciona, podría señalarse que lo favorece.

Dice: "el primero de enero de 1994 entró en vigor el Tlcan entre Estados Unidos, Canadá y México. En su marco se eliminaron progresivamente los aranceles, y los aranceles finales quedaron eliminados con arreglo a lo previsto, el primero de enero de 2008. El Tlcan supuso la creación de la mayor zona de libre comercio del mundo que vincula actualmente a 478 millones de personas que producen bienes y servicios por valor de 20.7 billones de dólares aproximadamente.

"Al suprimir los obstáculos, el Tlcan ha entrañado un aumento del comercio y las inversiones, un crecimiento del empleo y una mejora de la competitividad. Desde la entrada en vigor del acuerdo, los intercambios comerciales entre EU y sus interlocutores del Tlcan han experimentado un extraordinario aumento. Las exportaciones de mercancías de EU a sus interlocutores del Tlcan aumentaron un 264 por ciento entre 1993 y 2015, pasando de 142 mil millones a 516 mil millones de dólares, según las estimaciones".

Recuerda que después de la firma del Tlcan, los tres países concluyeron acuerdos complementarios sobre trabajo y medio ambiente que convierte en obligatorio cumplir "efectivamente" con las leyes respectivas.

Destaca que la Comisión para la Cooperación Ambiental (CCA) de América del Norte supervisa la cooperación trilateral en asuntos ambientales, y concluye sobre el Tlcan que EU, México y Canadá "han proseguido sus esfuerzos por asegurar que la liberalización del comercio y las políticas ambientales se apoyen mutuamente, en particular promoviendo la participación de funcionarios de comercio y de medio ambiente en la elaboración de los planes de trabajo de la CCA".

Como se aprecia, el informe del presidente Barack Obama no ofreció ninguna señal de cambio. Por eso será importante conocer las respuestas a las inquietudes que planteen los integrantes de la Organización Mundial de Comercio que se conocerán a finales de enero o principios de febrero. Ya será la época Trump.

jesus.rangel@milenio.com