Estira y afloja

Las tarifas eléctricas

Los documentos informativos entregados por la CFE a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores y a la Bolsa Mexicana de Valores respecto a la emisión de certificados bursátiles de largo plazo durante la semana pasada, están firmados por Enrique Ochoa Reza, director general de la CFE; Jaime Francisco Hernández, director de finanzas, y Ricardo Martínez, abogado general de la empresa.

En la página 29 se lee que “de conformidad con la legislación secundaria, se espera una modificación significativa de las tarifas que podemos cobrar a nuestros clientes, en particular con respecto a algunos de nuestros clientes industriales y comerciales. Las tarifas que cobramos a nuestros clientes residenciales y agrícolas seguirán siendo determinadas y reguladas por el gobierno de México; sin embargo, se espera que la fórmula para determinar las tarifas de estos clientes nos permita recuperar nuestros costos de operación y recibir una utilidad por una cantidad que el gobierno de México determine que es razonable”.

Se agrega que “las tarifas que cobramos a nuestros grandes clientes industriales y comerciales que califican como ‘usuarios calificados’ por registro ante la CRE (siempre que la demanda existente supere ciertos umbrales) ya no serán reguladas, lo que nos otorgará mayor flexibilidad para determinar nuestra estrategia de precios para los ‘usuarios calificados’ y nos permitirá competir en igualdad de condiciones con los productores privados de electricidad”.

Interpreto que las tarifas eléctricas subirán, porque en la página 4 se informa que “tras la derogación de la Ley del Servicio Público de Energía Eléctrica y nuestra conversión a una empresa productiva del Estado, ya no estamos sujetos a la determinación del subsidio por la diferencia de ingresos tarifarios y costos totales del servicio eléctrico… Estamos trabajando con la SHCP con el fin de crear un esquema en el que nosotros no absorbamos el impacto de los subsidios concedidos a los consumidores, debido al efecto de las tarifas de electricidad, pero no podemos asegurar que no vayamos a tener que absorber dicho impacto en el futuro, o que el nuevo marco regulatorio no vaya a tener un efecto adverso sobre nuestra condición financiera y sobre nuestros resultados de operación”.

Sin embargo, para Ochoa Reza hay otra realidad: que las tarifas eléctricas ya bajaron y que bajarán más en el nuevo mercado de generación eléctrica que comenzará en enero de 2016.

Ya lo veremos.

jesus.rangel@milenio.com