Estira y afloja

También subirá la electricidad

En días pasados muchas plantas de generación eléctrica del país dejaron de trabajar y algunos ductos de transportación de gas se cerraron. Todo como consecuencia de las fuertes lluvias que han azotado al país y para evitar problemas.

Como resultado, los precios de varios energéticos se elevaron. Algunos duplicaron sus cotizaciones. Esto duró entre 10 y 15 días. Después bajaron y ahora nuevamente hay presión para que suban.

Esta es una situación clara de lo que es libre mercado, y de lo que no tenemos costumbre. Los precios suben y bajan, con algunos periodos en los que no se presentan cambios.

Ayer le comenté cómo los precios de las gasolinas en Estados Unidos están subiendo a consecuencia del huracán Harvey. El diésel, el gas y otros energéticos van por el mismo camino. Eso se reflejará en las tarifas de México en el corto plazo.

De hecho, en el próximo recibo de electricidad usted pagará más de lo acostumbrado. Esto es consecuencia del cierre temporal de algunas instalaciones y por la menor oferta de luz; la oferta es menor y la demanda mayor, lo que trajo como consecuencia que los precios subieran en todo el mercado.

El problema es que no se prevé en el corto plazo una mayor generación de electricidad ni por las empresas privadas ni por la Comisión Federal de Electricidad. Es decir, la demanda no podrá cubrirse satisfactoriamente por la oferta actual.

Lo preocupante es que estos aumentos temporales en los precios de energéticos podrían presionar más la inflación. Lo importante es que estamos viviendo el momento adecuado para que este sube y baja del mercado lo entendamos, lo analicemos y no lo convirtamos en tragedia.

Cuando en el mercado exista menos presión, los precios bajarán y se acomodarán. No hay tragedia.

Cuarto de junto

Marco Antonio Slim, presidente del Grupo Financiero Inbursa; Daniel Hajj, director general de Telcel; Ernesto Torres, director general de Citibanamex, y Alejandro Magaña, CEO de Transfer, celebrarán el próximo martes el quinto aniversario de esta última empresa con un nuevo modelo de innovación tecnológica bancaria para el surgimiento de consumidores hiperconectados... La marca mexicana Las Garrafas de Oaxaca, que dirige Ricardo Pérez, fue la primera en lanzar
un mezcal en México para el mercado ultrapremium. En estas fiestas patrias buscará fortalecer su liderazgo en el segmento de lujo con su producto emblema: la Máscara de Xaguar Naranja, que tiene un costo de 3 mil 990 pesos por botella; la Serpiente Rosada vale mil 790 pesos.

jesus.rangel@milenio.com