Estira y afloja

Los retos en el IMSS de Mikel Arriola

La estrategia integral para fortalecer la atención médica anunciada por el director general del IMSS, Mikel Arriola, cuenta con un fuerte apoyo de los empresarios, sabedores del enorme reto que eso significa.

Saben bien que faltan recursos financieros y médicos para atender a los pacientes, que la infraestructura es insuficiente y que se debe revertir el "deterioro fenomenal en las instalaciones de urgencias", o no se cumplirán los objetivos.

En reuniones para analizar la política de salud en México, rumbo a los 30 años de instalada la Fundación Mexicana para la Salud (Fundsalud), los empresarios han detectado otros retos importantes para el IMSS que Arriola Peñalosa deberá enfrentar en el corto plazo.

El Consejo Técnico del IMSS, donde participan representantes de los sectores obrero, empresarial y del gobierno federal, tendrá que cambiar y mejorar las prácticas de buen gobierno, transparencia y rendición de cuentas, y la relación institucional con la Secretaría de Salud para impulsar la universalidad de la salud y la portabilidad de los servicios.

Don Moisés Calleja, con 18 años en el puesto clave de la secretaría general, tendrá que dejarlo por problemas de salud. Quien ocupe la posición, ahora en manos del sector obrero, deberá tener experiencia y gran apoyo político; el sector privado tiene dos propuestas: Silvestre Fernández, ex presidente de la Concamin, y Javier Moreno Padilla, presidente de la comisión nacional de seguridad social de la Coparmex.

La CROC y la CTM buscan imponer su candidato, entre ellos a Manuel Cavazos, pero los empresarios esperan que se designe a alguno de sus alfiles que ya están bajo escrutinio.

Otro tema es el de la Fundación del IMSS. Su presidente ejecutivo, el doctor Jesús Kumate, enfrenta también graves problemas de salud, y el presidente del consejo, Alejandro Valenzuela, debe cambiarse porque asumió el puesto al llegar a la dirección general de Banorte, institución que es socia del IMSS en la Afore Siglo XXI; Valenzuela dirige ahora Banco Azteca y pudiera estar en conflicto de interés.

Entre quienes son mencionados para ocupar esas posiciones están José Ángel Córdoba Villalobos y Juan Ramón de la Fuente, los dos ya fueron secretarios de Salud en el país.

Como se puede apreciar, Mikel Arriola tendrá que tomar decisiones agresivas en materias de atención a los derechohabientes (entre los empresarios bromean que es el año de la misericordia en el IMSS), pero también otras más de índole política. Ninguna es fácil.

jesus.rangel@milenio.com