Estira y afloja

Las reservas no son para especular

Cada vez que el dólar sube de precio, hay voces de especialistas que exigen la intervención del Banco de México para evitar precios como los que se vieron la semana pasada, de hasta 20.40 pesos en ventanillas bancarias. Claro, muchos hasta se desgarraron las vestiduras por la inacción del gobernador Agustín Carstens.

México tiene reservas monetarias internacionales por 176 mil millones de dólares y adicionalmente cuenta con 88 mil millones de dólares de apoyos del Fondo Monetario Internacional (FMI) que pueden utilizarse para defender al peso, para defender la economía nacional.

La utilización de esos recursos no es responsabilidad exclusiva del Banco de México. La Comisión de Cambios también está integrada por funcionarios de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, encabezados por su titular, José Antonio Meade. Allí se tomó la decisión de no subastar más dólares en el mercado de cambios.

No lo dijeron los funcionarios, pero con las subastas se estaba garantizando la especulación. Dicho de otra forma, los especuladores no perdían y el gobierno disminuía sus reservas.

En El Asalto a la Razón con Carlos Marín, aquí en MILENIO Tv, el gobernador de Banxico, Agustín Carstens, explicó por qué no actuará por caprichos del mercado o presiones de los especuladores. No venderá dólares en el mercado aunque tampoco le gusten los precios por arriba de 20 pesos.

Las razones son que se “pueden tener turbulencias” por un periodo largo. “Lo que tenemos que hacer es administrar nuestro parque racionalmente y usar los instrumentos que tenemos a nuestra disposición como la capacidad de acción, el paquete fiscal mismo y el aumento en tasas. El problema de las reservas es que es un monto finito. Como la batalla puede ser larga, pues sí tenemos que ser muy juiciosos para ver cuándo podemos usar esos recursos”.

Así de simple. No se malbaratarán las reservas monetarias. Y si gana Donald Trump las elecciones en Estados Unidos es probable que la presión en el mercado cambiario sea más fuerte de lo que hemos visto. El dólar podrá costar otra vez más arriba de los 20 pesos.

¿Usted usaría las reservas monetarias para atender el apetito de los especuladores que no tienen llenadero, o actuaría con sensibilidad como lo propone el gobernador de Banxico?

Además hay que tomar en cuenta que el crecimiento económico mundial es débil, que la Organización Mundial de Comercio (OMC) ya dijo que las exportaciones no crecen a ritmos adecuados y no será motor de crecimiento. O sea, que habrá menos dólares.

jesus.rangel@milenio.com