Estira y afloja

El oportunismo de Camacho Solís

En las elecciones de 2000, Manuel Camacho Solís fue candidato presidencial por el Partido de Centro Democrático, creado por él en 1999. Obtuvo solo 0.6 por ciento de los votos y por consecuencia perdió el registro partidario de acuerdo con las reglas; el ganador fue, como bien se sabe, el panista Vicente Fox.

Ahora me entero, por el propio Camacho Solís durante su intervención como senador del PRD contra el dictamen de la reforma energética, que perdió no por la escasez de votos, sino porque Estados Unidos no lo palomeó.

Mi interpretación se deriva de lo que dijo en la tribuna del Senado: “Cuando alguien está en la posibilidad de ganar una candidatura presidencial o de ser Presidente de la República de manera casi natural lo empiezan a rodear los intereses, los intereses nacionales y los intereses internacionales. Y todos sabemos qué es lo que  Estados Unidos y esos intereses han buscado por mucho tiempo... Cuando se está en ese nivel y se va a EU y se dice que uno no está a favor de la privatización de Pemex, de inmediato hay una molestia y hay un rechazo. Entonces, aquí lo que hemos visto es lo que ha sido la historia política de México. Las compañías petroleras ofreciendo su apoyo para ser candidatos y lo digo con toda autoridad, porque me tocó estar en una reunión con Vicente Fox, donde a él y a mí nos ofrecieron ser su candidato, con una gran diferencia: él lo aceptó y yo lo rechacé”.

Esta revelación me sacudió, sobre todo porque no la hizo en su momento, además de que Fox no cumplió con esa supuesta promesa. Él fue integrante del Grupo San Ángel, que favoreció a Fox, y no quería saber nada del PRI.

Su amigo Carlos Salinas de Gortari no lo designó como candidato y desde su puesto de mediador con los zapatistas chiapanecos, hizo una campaña “paralela” contra Luis Donaldo Colosio.

Es cierto que Camacho Solís mantiene su línea contra lo que él define como privatización petrolera, y a favor de un referendo entre la población, pero reiterarlo en el Senado no es para mí reconocer que su discurso es de gran importancia. Revela que utiliza la política para sus intereses oportunistas. Da risa creer que Enrique Peña Nieto llegó a la Presidencia de la República por apoyo de EU y la entrega del petróleo.

Cuarto de junto

La empresa canadiense GoldCorp continuará las negociaciones entre Minera Peñasquito y representantes autorizados del ejido Cerro Gordo para alcanzar un acuerdo de beneficio mutuo y continuar con la explotación minera. La Secretaría de Economía es observadora.