Estira y afloja

La opacidad de Ahmsa

Y mientras OHL España sí explica a sus accionistas qué pasa con el escándalo de supuestos actos de corrupción registrados en grabaciones ilegales en México, y habla largo y tendido con los periodistas, aquí en el país la cosa es diferente. Reina el silencio.

Me refiero, claro, a OHL México, pero también a otras empresas registradas en la Bolsa Mexicana de Valores que no hacen honor a esa mínima práctica de responder a inquietudes de accionistas o inversionistas minoritarios.

Rafael García Zuazua me pregunta sobre Altos Hornos de México (Ahmsa), de la que escribí que había firmado un acuerdo con acreedores para salir de la suspensión de pagos en la que se encuentra desde mayo de 1999.

Me pregunta si “a ese acuerdo le pusieron fecha, porque de no ser así bien pueden seguir en suspensión de pagos otros 10 años. Es como si yo firmo un convenio con mi inquilino que lleva 15 años metido en mi casa sin pagar renta y él se compromete a salirse, pero no dice cuando... Como novia de rancho: sí me caso contigo, pero no te digo cuando”.

Ya investigué, y Ahmsa no ha actualizado nada sobre el tema que tocó por último en su informe financiero anual y en su asamblea de accionistas en abril pasado.

Allí dijo que con fecha 17 de diciembre de 2014 presentó ante el juzgado primero de primera instancia en materia civil, de Monclova, Coahuila, una solicitud para iniciar el levantamiento de la suspensión de pagos, respaldada por un convenio general suscrito con la mayoría requerida de sus acreedores, entre los que se cuentan diversos proveedores e instituciones financieras.

El convenio contempla el pago en pesos —conforme a la Ley de Quiebras y Suspensión de Pagos— de ciento por ciento de los adeudos, por mil 700 millones de dólares, en un plazo de tres años, una vez que sea levantada la suspensión. La solicitud fue aceptada por el juez Juan Carlos Carranza, y lo que falta es que se dicten sentencias de reconocimiento de deuda por parte de algunos acreedores y la convocatoria para asamblea que se efectuará una vez concluido dicho proceso.

No hay fecha de por medio ni más información. Por lo que se ve, para Ahmsa le importa un cacahuate la preocupación de los pequeños inversionistas que desde 1999 no ven que su empresa salga avante de la crisis financiera que sufrió.

OHL, con todo y el problema que vive por los escándalos en México, informa abiertamente a sus accionistas minoritarios. Aquí muchas empresas que cotizan en la BMV prefieren la opacidad.

jesus.rangel@milenio.com